Pide Anaya a la PGR "esclarecer mentiras" de Proceso

lunes, 22 de noviembre de 2010

SALTILLO, Coah. 22 de noviembre.- El senador panista Guillermo Anaya Llamas negó hoy tener vínculos con Sergio Villarreal Barragán, El Grande, lugarteniente de los hermanos Beltrán Leyva, y actual testigo protegido de la Procuraduría General de la República (PGR).

         En conferencia de prensa, el legislador informó que ya pidió incluso a la PGR “esclarecer esas mentiras”.

         En el número que está en circulación (1777), el semanario Proceso publica un reportaje titulado “Testigo estelar”, en el que se reproducen declaraciones de Villarreal Barragán, según el cual Anaya Llamas le había proporcionado una escolta personal en Torreón, cuando era alcalde, así como protección para cargamentos de cocaína y dinero.

           En el epígrafe del reportaje escrito por el reportero Ricardo Ravelo se afirma: “Todo indicaba que, tras su detención, la carrera delictiva de Sergio Villarreal, El Grande, llegaba a su fin, pero el capo supo negociar y hoy es un singular testigo protegido de la PGR. En sus declaraciones ministeriales embarró a cuanto mando pudo, lo que permitió afianzar la Operación Limpieza, estrategia mediante la cual la dependencia intenta terminar con sus agentes corruptos. La que se ignora es por qué la titular de la SIEDO, Marisela Morales, se negó a consignar en el expediente los pasajes en los cuales el detenido alude a sus contactos con Felipe Calderón, con otros funcionarios federales y con el senador panista Guillermo Anaya, quien, por cierto, tiene demandado a un reportero de Proceso por “daño moral”.

            El Grande dijo haber conocido al presidente Felipe Calderón por conducto de Guillermo Anaya, quien inclusive lo puso a sus órdenes.

         A propósito de ese reportaje, los diarios locales publicaron un desplegado en el que se lee: “Proceso miente”.

En dicho texto, Anaya Llamas advierte que demandará nuevamente al corresponsal del semanario en Nuevo León, Arturo Rodríguez García.

          En conferencia de prensa, el legislador abonó al respecto; dijo que esperará el informe de la PGR para saber si emprenderá alguna acción legal contra Proceso o contra el reportero Ricardo Ravelo, autor del reportaje.

         Anaya negó conocer a Sergio Villarreal y argumentó que había ganado una demanda al corresponsal de Proceso en Nuevo León, en la que “un juez había determinado que fue mentira”.

           --Pero la protección a El Grande es un tema distinto… –le hizo notar  un reportero.

           Anaya respondió: “Lo único grande que conozco es el miedo que me tiene”.

         Cuestionado por los reporteros que insistían en la presunta protección a El Grande, Anaya Llamas insistió que se trataba de una “mentira”, en represalia por haber ganado una demanda al corresponsal del semanario, a quien, en efecto, después de cinco sentencias absolutorias, en octubre pasado, fue condenado y ha pedido la protección constitucional, como se explica en esta edición de Proceso, en otro texto titulado: “Compadre de Calderón doblega a un tribunal”.

            Aun cuando los reporteros le recordaron que no era sentencia firme y que estaba en trámite un amparo, el político panista insistió: “En un momento les entregaré una copia de la sentencia”.

         Y mientras Anaya Llamas evadía los cuestionamientos, integrantes del Comité Directivo Estatal del PAN gritaban a los periodistas que cambiaran el tema.

         Anaya Llamas atribuyó también las acusaciones a que en estos días estaba rindiendo su informe legislativo, por lo que la revista hizo el ataque para afectarlo, con lo que lo puso en riesgo a él y a su familia.

 

Comentarios