Onésimo Cepeda se blinda legalmente contra posible detención

miércoles, 24 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 24 de noviembre (apro).- Acorralado legalmente por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, decidió blindarse ante la inminente posibilidad de ir a prisión.

Un día después de haber abandonado el hospital, después de la afección cardiaca que sufrió el pasado fin de semana, el prelado interpuso un recurso de revisión en contra de un amparo que obligaba al Ministerio Público del Distrito Federal a ejercitar la acción penal en su contra.

Cepeda y el empresario Jaime Matute están acusados de un presunto fraude procesal por apoderarse ilícitamente de 42 pinturas de reconocidos artistas nacionales y extranjero, que eran propiedad de Olga Azcárraga, tía del actual presidente del Grupo Televisa, Emilio Azcárraga.

Además, ninguno de los dos ha podido acreditar cómo prestaron 130 millones de dólares a Olga Azcárraga ni de dónde obtuvieron el dinero.

La única prueba que tienen a su favor es un pagaré que, según la parte denunciante, es falso.

"La sentencia de amparo queda en términos jurídicos pendiente de ejecutarse, es decir, la instrucción que había para que ejercitáramos acción penal queda pendiente hasta en tanto no la revise un Tribunal Colegiado, de momento no podemos hacer nada", dijo en entrevista el procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera.

El funcionario local indicó que con el recurso de revisión interpuesto por la parte quejosa, ahora habrá que esperar lo que resuelva la justicia federal.

"Puede ser de uno a tres meses el tiempo en que se resuelva la revisión del amparo, no podemos adelantar nada más porque la determinación del juez de distrito ya está sujeta a lo que se resuelva el tribunal", puntualizó.

En la página del Consejo de la Judicatura Federal se dio a conocer oficialmente el escrito del recurso de revisión interpuesto la víspera, y se instruye que la sentencia sea remitida a un tribunal colegiado en materia penal del primer circuito para su estudio.

El mes pasado, un juez federal resolvió que había elementos para presumir que el obispo de Ecatepec simuló un préstamo de 130 millones de dólares, motivo por el cual la PGJDF tenía que solicitar una orden de aprehensión en su contra.

Con ello, el juez undécimo de distrito de amparo en materia penal, Jacinto Figueroa, determinó dejar sin efecto la decisión que la PGJDF adoptó el pasado 22 de junio en la averiguación previa FPC/74/T3/752/08-10, en la que no se ejerció la acción penal contra el prelado.

De acuerdo con Figueroa, el agente del Ministerio Público del fuero común debía reabrir la indagatoria contra el jerarca y contra Jaime Matute Labrador, y ejercitar la acción penal.

La sentencia fue emitida el miércoles 3, como parte del juicio de amparo que promovió la empresa Arthinia Internacional, que denunció al obispo y a Matute Labrador.

Al respecto, el penalista Xavier Olea, representante legal de la compañía, indicó que el amparo notificaba a la PGJDF que Onésimo Cepeda y Jaime Matute no han podido acreditar cómo prestaron los 130 millones de dólares a Olga Azcárraga ni de dónde obtuvieron el dinero, y por consecuencia existe el delito de fraude procesal.

Comentarios