Desaparecidas, 270 mujeres en Jalisco

jueves, 25 de noviembre de 2010

GUADALAJARA, Jal., 25 de noviembre (apro).- La desaparición de mujeres en lo que va de 2010 aumentó más de 57% en Jalisco, según datos del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de la Mujer (Cladem).
De acuerdo con la coordinadora del organismo, María Guadalupe Ramos Ponce, durante este año han desaparecido en la entidad 270 mujeres, mientras que en 2009 la cifra se ubicó en 170.
Sobre el número de ejecuciones violentas contra personas del sexo femenino, la activista señaló que suman 70 casos en lo que va de 2010, según datos aportados por la Procuraduría General de Justicia de Jalisco. Esa cifra, señaló, refleja un incremento de 20% con relación a 2009, cuando se contabilizaron 58 casos.
Ramos Ponce manifestó que los actos de violencia y los asesinatos contra mujeres se han recrudecido entre niñas y jovencitas, y en muchos casos sus cuerpos han presentado múltiples huellas de tortura.
“Hemos encontrado mujeres calcinadas o que han sido rociadas con gasolina y quemadas. Hay indicios de que algunas fueron asesinadas en lugares distintos al sitio donde las tiraron, y también se han localizado cuerpos embolsados y mutilados”, detalló.
Durante la conmemoración en esta ciudad del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la activista señaló que la Encuesta Nacional sobre Dinámica de Relaciones en los Hogares, aplicada por la Secretaria de Salud en 2006, ubicó a Jalisco como el estado con mayor violencia contra la mujer a nivel nacional.
“Ese indicador nos dice que 78.5% de mujeres en la entidad enfrentan algún tipo de agresión, mientras la media nacional, según el mismo estudio, refiere un promedio de 67% de violencia contra ese sector de la población en los hogares mexicanos”, puntualizó.
Frente a tal situación, Ramos Ponce demandó decretar de manera urgente una alerta de género en Jalisco.

Por otra parte, en el estado de Chiapas, más 500 mujeres indígenas de diferentes etnias de la región Altos, así como sindicalistas y estudiantes universitarias marcharon hoy para rechazar la violencia contra el sector femenino.
Condenaron no sólo la violencia intrafamiliar contra las mujeres y demandaron poner fin a la violencia institucional, “la que viene del gobierno y de sus leyes que agravian sus derechos humanos”.
En el marco del Día Internacional Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, las manifestantes, en su mayoría indígenas tzotziles, tzeltalesy tojolabales, realizaron un mitin frente a la sede del Poder Legislativo y, posteriormente, a las afueras del Palacio de Gobierno.
En el primer acto de protesta, entregaron a las diputadas locales un documento en el que exigen libertad para decidir libremente sobre su cuerpo, y demandaron la derogación de la ley contra el aborto que aprobó la anterior legislatura por iniciativa del gobernador Juan Sabines Guerrero.
Las diputadas que tomaron posesión el pasado 15 de noviembre, Rita Balboa Cuesta y Gertrudis Hernández, recibieron las demandas de las mujeres que por más casi dos horas estuvieron apostadas afuera del Congreso hasta que fueron atendidas.
En el informe, además de las leyes que reprimen los derechos de las mujeres en Chiapas, expusieron los casos de impunidad en los que el gobierno del estado no ha cumplido con su obligación de procuración de justicia.

Comentarios