Hallan 17 toneladas de droga en narcotúnel ubicado en la frontera México-EU

viernes, 26 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 26 de noviembre (apro).- Elementos del Ejército Mexicano hallaron en Tijuana, Baja California, un túnel con mil 336 paquetes de mariguana, cuyo peso aproximado es de cuatro mil 26 kilogramos. Durante la acción fueron detenidos seis presuntos delincuentes y un vehículo.

De acuerdo con la Segunda Región Militar, el túnel, con una altura de 1.50 metros, un metro de ancho, 12 de profundidad y aproximadamente 800 metros de largo, fue descubierto la noche del jueves –en coordinación con autoridades estadunidenses– en la calle Sor Juana Inés de la Cruz, en la colonia Nueva Tijuana.

El pasaje operaba en un predio ubicado entre una casa en Tijuana y un almacén en Otay Mesa (California, Estados Unidos), en una distancia de por lo menos media milla, según los primeros datos.

Del lado estadunidense, las autoridades encontraron más de 13 toneladas de mariguana, con lo que el total de droga decomisado suma 17 toneladas.

El pasado miércoles 3, elementos del Ejército descubrieron un túnel transfronterizo de alrededor de 600 metros de longitud, en el que había aproximadamente 25 toneladas de mariguana, casi cinco en el lado mexicano y el resto en territorio estadounidense.

De acuerdo con fuentes castrenses, el pasadizo se localizaba en las inmediaciones de la garita internacional de Otay, al oriente de esta ciudad, donde se incautaron cuatro toneladas 900 kilogramos de la droga, mientras que en suelo californiano se decomisaron 20 toneladas más.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó ese día que los 393 paquetes de mariguana, con un peso de aproximadamente cinco toneladas, fueron asegurados en la misma calle donde ayer se localizó el narcotúnel, en la colonia Nueva Tijuana, delegación de la Mesa de Otay.

En tanto, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) informó que del lado estadounidense la boca del túnel se ubicó en las inmediaciones de una planta maquiladora de ensambles de productos electrónicos en San Diego, California.