"Horizontes plegables", de Patricia Álvarez

viernes, 26 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 24 de noviembre (apro).-  La Galería  Tonalli del Centro Cultural Ollin Yoliztli presenta la muestra  “Horizontes plegables”, que reúne el trabajo de la artista plástica Patricia Álvarez.

En esta exposición –con objetos y  obras de pequeño y gran formato realizados en papel japonés–, la curaduría y museografía de Marco Antonio Ramos dialoga armoniosamente con la obra y permite que la voz de la artista se escuche y que el visitante realice su propio viaje.

Geografía imaginaria”, “Ánima mundi”, Mar del Norte”, “Relación de viaje”, “Cartas de lluvia”, “Cartas secretas”, entre otras obras, develan un amplio universo poético, donde la palabra y las imágenes tejen diferentes discursos  sobre la geografía de las emociones.

Al entrar a la sala de exhibición se impone un ambiente silencioso, ya que desde el principio el espectador se topa  con propuestas delicadas y sutiles.

El tiempo parece que se detiene y el trabajo induce a ser mirado cuidadosamente, mientras la voz de la artista va guiando la mirada.

Cada pieza contiene su propio lenguaje, ya que las distintas técnicas han sido trabajadas para provocar diferentes territorios en la mirada.

Cargadas de poesía, las imágenes están basadas en  el color blanco y sus diferentes matices. Sus intervenciones gráficas suaves y delicadas tejen lenguajes trabajados de diversas maneras.

Encontramos, por ejemplo, construcciones realizadas con palabras, patrones y líneas finas, así como un collage de diferentes papeles y bolsas de té y fragmentos de planos geográficos.

 El observador  es invitado a  escuchar a través de la mirada una voz sutil y contundente de su universo, que refuerza la intención de construir una geografía imaginaría que ha sido bordada cuidadosamente. Son, pues, imágenes que parecen pertenecer a la memoria y al sueño.

 El tiempo está presente, cada espacio parece ser recordado e interpretado de manera pausada y poética.

La palabra, las líneas y el color  trazan trayectos abstractos que configuran espacios llenos de sensaciones que no se dejan atrapar y que invitan a que la mirada transite libremente.

Además, la exposición está acompañada por un hermoso texto del escritor Jorge Contreras, quien a través de  su pluma logra enriquecer  la mirada de los visitantes.

“…Cada pieza parece una indagación diáfana sobre la voluntad que produce cada gesto y con ello propone una reflexión, empleando los recursos del tapiz, sobre la representación, la textura y las posibilidades expresivas del propio tapiz.

“Cada gesto trae a colación un mundo y plantea sus límites. Cada aliento es un síntoma de la voluntad consensual de compartir la presencia con otros. Cada impulso plantea un misterio y explorarlo puede ser una tarea vertiginosa, pero sobre todo feliz, porque revela las características de la condición humana. Cada ejercicio de la voluntad ofrece un tipo de grafía como forma de fijar las  presencias…”.

Vale la pena visitar la muestra localizada en la Sala Tonalli,  dentro del Centro Cultural Ollin Yolitztli, ubicada en Periférico Sur 5141, colonia Isidro Fabela, delegación Tlalpan.

Comentarios