PRD exige a Iglesia poner fin a discriminación contra minorías

viernes, 26 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 26 de noviembre (apro).- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) hizo hoy un llamado a la jerarquía de la Iglesia católica a frenar, “de una vez por todas”, los actos de discriminación contra grupos vulnerables.

Además, exhortó a la Secretaría de Gobernación para que conmine a la cúpula católica a frenar la campaña de odio y discriminación que emprendió en contra de grupos sociales que comparten gustos y preferencias diferentes, entre ellos feministas y homosexuales, a los que la víspera la Iglesia calificó de “aberraciones”.

La secretaria general del PRD, Hortensia Aragón, advirtió que la Arquidiócesis de Guadalajara hizo señalamientos contra las mujeres que constituyen "una clara y abierta invitación" a que se cometan asesinatos, violaciones sexuales y otros delitos en su perjuicio con total impunidad.

Consideró que al asegurar que el feminismo y la ideología de género, además de la homosexualidad, “son aberraciones que destruyen la estructura básica de la sociedad”, los jerarcas católicos se constituyen en responsables directos del clima de violencia generalizada contra las mujeres.

Con esa postura, destacó la dirigente perredista, los jerarcas católicos se constituyen en responsables directos del clima de violencia generalizada que padece el país.

Luego deploró los más de 556 homicidios en agravio de mujeres de todas las edades que se cometieron entre 2007 y 2009 en el Estado de México; los 128 casos similares registrados en Jalisco de enero de 2009 hasta el 15 de noviembre del presente año, o los más de 700 asesinatos por homofobia registrados hasta el año pasado en todo el país.

Dijo que es reprobable que una religión que se dice en favor de la vida contribuya con sus declaraciones a que los hombres, bajo la visión del sexo más fuerte, sigan cometiendo excesos en contra de las mujeres, lo que se refleja en la muerte de 3 mil 726 mujeres en México entre diciembre de 2006 y octubre de 2009, la mayor parte de ellas por violencia intrafamiliar.

Más aún, apuntó que es reprochable que, contrario a los avances que incluso en materia sexual ha aceptado el propio Joseph Ratzinger, al hablar el Papa de la aceptación del condón en determinadas circunstancias, los prelados mexicanos sigan restando valor a las aportaciones de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad.

Comentarios