Desmantelan célula de Los Zetas en Guanajuato

lunes, 29 de noviembre de 2010

GUANAJUATO, Gto., 29 de noviembre (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) informó que Omar Israel Romero Sánchez, agente de la Policía Federal (PF), encabezaba dos presuntas células de Los Zetas que operaban en municipios del sur de Guanajuato, Querétaro, Hidalgo y Puebla, mismas que se dedicaban al secuestro, extorsión y venta de drogas.

En conferencia de prensa, en la que dio a conocer la detención de 15 integrantes de ambas células, el procurador Carlos Zamarripa Aguirre confirmó la participación del grupo delictivo en el secuestro de seis guanajuatenses, de los cuales cuatro fueron ejecutados.

Entre los presuntos sicarios, dijo, figura un expolicía preventivo del municipio de Frontera, en Chihuahua, así como un exmilitar avecindado en Celaya, quien se encargaba del adiestramiento táctico.

Según Zamarripa, la célula que operaba en Celaya contaba con un radio de la Policía Preventiva de esa ciudad, con la frecuencia activa de dicha corporación.

El procurador señaló que al parecer otros dos de los detenidos también formaban parte de alguna corporación de seguridad.

“Estas 15 personas pertenecen al mismo grupo, aunque estaban divididos en dos células. Tenían comunicación, estaban vinculados, sabían de las actividades de cada uno”, dijo Zamarripa, e identificó como cabecilla a Omar Israel Romero Sánchez (El Flaco), agente de la PF que se encuentra en calidad de suspendido de la corporación”, aunque no se proporcionaron mayores datos sobre su rango y el motivo de la suspensión.

El agente fue detenido el viernes 26 en un paraje de Puebla, al cobrar una importante suma de dinero por el rescate de un agricultor de Valle de Santiago que fue secuestrado el pasado martes 9.

Como consecuencia de las primeras declaraciones de El Flaco, la Policía Ministerial obtuvo la ubicación del cuerpo de la víctima, así como de las casas de seguridad, vehículos y nombres de los cómplices, por lo que posteriormente fueron aprehendidos otros siete zetas que operaban en Valle de Santiago, Cortázar, Salamanca y Celaya, municipios de Guanajuato, así como en los otros estados ya referidos.

En una de las casas de seguridad, ubicada en la comunidad de Crespo, en Celaya, fue encontrado un video que filmaron los secuestradores con otra de las víctimas. En dicho video los sicarios se muestran como un grupo armado perteneciente a Los Zetas y exigen el pago del rescate por la persona que en ese momento tenían en su poder.

En el solar de dicha casa se halló una fosa con restos de la víctima, la cual fue asfixiada y arrojada a un tambo metálico con ácidos al que prendieron fuego. Mediante estudios genéticos, los peritos forenses obtuvieron la identidad de la víctima.

Entre los detenidos figuran tres mujeres: María Guadalupe Morales Moya, La Lupe, de 44 años, vecina de la comunidad de Crespo, en Celaya; Margarita García Reyes, La Mago (47), de Salamanca, y Liliana Quesada Espinosa, La Lily, oriunda también de Celaya.

Posteriormente, la madrugada del sábado 27, otros ocho integrantes del grupo delictivo fueron aprehendidos en Celaya, donde se dedicaban a extorsionar a empresarios y comerciantes, así como a la venta de drogas. A ellos se les involucra en el secuestro de dos celayenses, a uno de los cuales también asesinaron.

En total, los grupos especiales de la Procuraduría aseguraron ocho casas de seguridad: dos en Salamanca, una en Valle de Santiago y las cinco restantes en comunidades y colonias de Celaya, donde encontraron uniformes y equipo táctico tipo militar, además de armas cortas y largas y cientos de cartuchos.

Comentarios