Calderón y Karam llaman a "salvar" de la agonía al IMSS

miércoles, 3 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de noviembre (apro).- El presidente Felipe Calderón demandó a legisladores, empresarios y trabajadores generar nuevas alternativas que garanticen la operación y el funcionamiento del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Al presidir la 101 Asamblea General Ordinaria del IMSS, el Ejecutivo dijo que ante la "delicada" situación financiera estructural que vive el IMSS, deben discutirse, "al margen de las coyunturas políticas" y de las ideologías partidistas, las nuevas reformas en materia de jubilación y pensión a los trabajadores.
"Es vital que exploremos todas las alternativas para dotar de nuevas fortalezas al IMSS y poder enfrentar las necesidades de jubilación y de dotación de prestaciones a los trabajadores", puntualizó.
    El director general del IMSS, Daniel Karam, se pronunció en el mismo sentido al advertir que si se quiere dotar de viabilidad y larga vida al organismo se necesitan reformas de más alcance, en un contexto de apertura, pluralidad, responsabilidad y disposición al diálogo constructivo.
De ahí la importancia de responder a una convocatoria que congregue a todos los actores políticos “para que sumemos nuestras voces y propuestas en torno a la construcción de un IMSS cada vez más fuerte y más longevo”, agregó.
El funcionario federal señaló que si bien se han logrado avances significativos, como la optimización de los recursos para la compra de insumos y medicamentos, la situación financiera que vive el IMSS es la más delicada de toda su historia.
Por un lado, añadió, el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de los propios trabajadores contratados antes de 2008 implica una presión financiera equivalente a casi 11 puntos porcentuales del PIB, y por otro lado se tiene el problema aún mayor relacionado con los ingresos que por ley se obtienen para solventar el gasto de los seguros médicos que brinda el Seguro Social.
De acuerdo con Karam, el déficit proyectado es equivalente a más de 45 puntos del PIB, por lo que el riesgo, dijo, es real, ya que de no hacer cambios al sistema en el corto plazo “veremos comprometida nuestra capacidad para atender las necesidades de servicio de nuestra derechohabiencia”.
Por ese motivo, apuntó, se plantea transferir el excedente de las reservas de los seguros superavitarios a aquellos que son deficitarios.
“En concreto se trata de que los seguros de Invalidez y Vida, así como de Riesgos de Trabajo, no generen recursos ociosos que podrían utilizarse para atender las demandas de salud de los derechohabientes”, detalló.
Luego de advertir sobre la delicada situación financiera en el IMSS, Daniel Karam dio un espaldarazo al gobierno de Felipe Calderón al mencionar los alcances del programa PrevenIMSS.
“Hoy podemos informar a esta asamblea que durante la administración del presidente Calderón, PrevenIMSS ha tenido el mayor impulso de su historia. De los ocho millones de personas registradas y atendidas en PrevenIMSS en 2006, hemos llegado a 21 millones”, resaltó.
Y destacó que en los últimos tres años, gracias a la labor preventiva, “hemos evitado enfermedades que le habrían representado al instituto un costo superior a cinco mil millones de pesos”.
    Antes, el Ejecutivo presumió la “franca recuperación” de la economía mexicana al señalar que del 1 de enero al 31 de octubre pasado se crearon más de 850 mil nuevos empleos.
Se trata de empleos "netos", no de encuestas o estadísticas, sino de datos puntuales con nombre, apellido y cuotas obrero-patronal registrados en el IMSS, añadió.
De acuerdo con Calderón, los 850 mil 889 nuevos empleos creados en lo que va de 2010 permiten decir que ya se han recuperado todas las plazas perdidas durante la crisis económica del año pasado, con lo que ya se ha alcanzado un nuevo récord.

Comentarios