No nos rendiremos ante la violencia, advierte Calderón

jueves, 4 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 4 de noviembre (apro).- De nueva cuenta, el presidente Felipe Calderón defendió la labor del Ejército en el combate contra el crimen organizado, y afirmó que cada vez son más los mexicanos que aplauden la presencia de los militares en las calles.
“Esta presencia del Ejército ha sido enormemente valorada por los mexicanos de hoy, quienes verdaderamente sufren precisamente la inclemencia de la delincuencia, quienes aplauden a los soldados de México avanzar por las calles en defensa de su seguridad, su libertad y sus familias", puntualizó.
De visita en Mexicali, Baja California, durante una convivencia con las tropas de la II Región Militar, en la que estuvo acompañado del secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván, el Ejecutivo señaló que en México "nunca, nunca nos rendiremos ni permitiremos vivir sometidos por el miedo o la violencia al arbitrio de nadie".
Luego de entregar reconocimientos a deudos de militares fallecidos en actos de combate al narcotráfico y rendir “un sincero y sentido homenaje a los soldados caídos en el cumplimiento de su deber”, Calderón señaló que la lealtad de los elementos del Ejército y los riesgos que enfrentan día a día “merecen y cuentan con el agradecimiento del pueblo de México".
Y agregó: “Con sus acciones, que están a la vista de todos, que son reconocidas nacional e internacionalmente, hacen patente que la fuerza del Estado, representada entre otras cosas en sus fuerzas armadas, es la fuerza del derecho, la razón, la fuerza de la estabilidad, la fuerza del desarrollo nacional".
Calderón consideró “héroes” a los militares caídos (82 en total), y como tales, agregó, “merecen nuestro respeto, nuestra gratitud, admiración, porque han ofrendado su vida por la patria y por salvaguardar la seguridad de nuestras familias".
Asimismo, insistió que unidos "venceremos" a la criminalidad, porque son millones los mexicanos que "queremos vivir en paz, salir adelante y a partir de nuestro esfuerzo”.
Expresó que a los fundadores de la patria les tocó “arrancar” la libertad y heredarla a los mexicanos, a quienes corresponde preservarla, e insistió en que la mejor manera de honrar a los héroes nacionales “es defender la libertad que nos legaron y luchar para que prevalezcan los ideales por los que ellos combatieron”.
Subrayó que a la población le toca defender la libertad, la seguridad y a México, “que se ve amenazado precisamente por quienes amenazan la seguridad y libertad”. Esa, añadió, es la razón por la que estamos decididos a avanzar en esa lucha.
En Mexicali, Calderón no sólo entregó reconocimientos a deudos de militares fallecidos, también anunció que los hijos de éstos serán becados con al menos seis mil pesos anuales para continuar con sus estudios en preparatoria y universidad, sea pública o privada.
Antes de llegar a Mexicali, Calderón estuvo en San Luis Río Colorado, Sonora, donde inauguró el cruce comercial San Luis Río Colorado II.
Acompañado por el gobernador Guillermo Padrés, el Ejecutivo manifestó que en su relación con Estados Unidos, México exige seguridad y no quiere que por la frontera común pasen ni dinero sucio ni armas.
Consideró, asimismo, que lo que dos naciones vecinas y socias necesitan son puentes y cruces fronterizos.
"Nosotros no queremos que nos sigan enviando a México, ilegalmente, dinero sucio ni armas, como tampoco los americanos desean que crucen drogas u otros elementos ilegales. Lo que queremos es tener más fronteras y más cruces fronterizos, precisamente, sin menoscabo de la seguridad que los mexicanos no sólo pedimos, (sino que) exigimos para los nuestros", sostuvo.

cvb
--fin de texto—