Culpa Lujambio a padres de familia del rezago infantil en comprensión de lectura

viernes, 5 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 5 de noviembre (apro).- El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, reconoció hoy que la comprensión de lectura de los niños mexicanos está “muy por debajo” del promedio que registran los demás países miembros de la Organización paras la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y atribuyó esa situación en parte a los padres de familia.
    En conferencia de prensa desde París, Francia, el funcionario federal estimó que para revertir esa tendencia negativa, es necesario que los padres de familia se involucren más en la educación de sus hijos.
    “Los padres deben de implicarse mucho más, cooperar y corresponsabilizarse junto con las autoridades”, agregó.
    Lujambio dijo que en México, como en todo Occidente, se observa “un cierto abandono” de los padres de familia en cuanto a su responsabilidad educativa.
En la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en la capital francesa, el secretario de Educación señaló que aun cuando el papel de la familia dentro de la sociedad ha cambiado, el sistema educativo necesita de la cooperación de los padres de familia.
En la sede de la OCDE, Lujambio copresidió hoy una reunión de ministros de Educación de los 31 Estados miembros de la organización, conocidos también como “el club de los países ricos”.
Lujambio cuestionó que cómo revertirá México la deficiencia de la capacidad lectora de sus educandos si no cuenta con el respaldo de los padres de familia.
“¿Cómo vamos a potenciar nuestra capacidad lectora? leyendo, y ¿cómo vamos a hacerlo si no lo hacemos en casa, y cómo vamos a hacerlo si los padres de familia no nos ayudan a que esa cultura de la lectura se establezca en casa?”, cuestionó.
“Todos tenemos que hacer nuestro trabajo. Pese a que consideramos que hay un cambio en el rol social de la familia, el abandono de ese acompañamiento por parte de los padres no debe darse, ni asumirse ya como un hecho irreversible. No es deseable que eso suceda”, insistió.
“Lo tenemos que revertir. El sistema educativo tiene que pedir a los padres de familia un involucramiento más sistemático, más cuidadoso, porque el proceso educativo no es una tarea exclusiva de la escuela; nos educamos en distintos ámbitos”, agregó.
Lujambio precisó que al hacer su llamado a una mayor cooperación de los padres con las autoridades educativas no busca eludir la responsabilidad de éstas en la educación de los jóvenes.
“Necesitamos concurrencia, todos tenemos que hacer nuestro trabajo. En la medida en que todos los actores implicados hagamos bien nuestra tarea podremos mejorar el sistema educativo mexicano” dijo.

Comentarios