Muerte de Tony Tormenta provocará inestabilidad en grupos criminales: Poiré

lunes, 8 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 8 de noviembre (apro).- El vocero federal en el combate al crimen organizado, Alejandro Poiré, advirtió hoy que la muerte de Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, provocará inestabilidad en los distintos grupos criminales que operan en el país.
“De corto plazo sí se genera una inestabilidad al interior de las organizaciones criminales de manera muy inmediata, también lo que se va haciendo es pulverizando estas organizaciones criminales", subrayó el funcionario.
En declaraciones al noticiario Primero Noticias, el también secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional dijo que el Cártel del Golfo y el grupo de Los Zetas son las organizaciones criminales que más violencia habían generado en los últimos meses, y que con la muerte de uno de sus principales líderes se debilita la capacidad del cártel con “mayor fortaleza en el estado de Tamaulipas y el noreste del país”.
Rechazó que abatir el liderazgo de los cárteles carezca de efecto, pues “la capacidad de generar liderazgo no es infinita, el objetivo es la pulverización de los líderes criminales para mermar sus actividades”, acotó.
Poiré calificó la muerte de Tony Tormenta como “un paso muy significativo” en la lucha contra el narcotráfico, pues era “el líder de más alto nivel en la organización que tenía más fortaleza en el estado de Tamaulipas”.
Asimismo, confirmó que la escalada de violencia generada en Tamaulipas, entidad donde murió Cárdenas Guillén, y Nuevo León se debe a “una confrontación muy fuerte” por la disputa de la plaza entre el cártel del Golfo y Los Zetas.
Sin embargo, negó que el enfrentamiento donde murió el capo fuera fortuito, ya que “se le viene buscando, como dijo el Secretaría de Marina, desde hace varios meses. (El cártel del Golfo) es una organización que se dedica también al secuestro y la extorsión”, añadió.
El funcionario federal admitió que la organización que encabezara Osiel Cárdenas Guillén, hermano de Tony Tormenta, es uno de los cárteles más violentos que operan en el país y es uno de las responsables de la narcoviolencia registrada “desde principios de año” al noroeste de México.
Cárdenas Guillén murió el pasado viernes 5, durante un cruento  enfrentamiento con infantes de la Marina en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas.

Comentarios