Recula Karam: el IMSS no está en quiebra

martes, 9 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 9 de noviembre (apro).- El gobierno federal mantuvo sólo cinco días sus declaraciones catastrofistas sobre el futuro del Instituto Mexicano del Seguro Social. Hoy, el director general del IMSS, Daniel Karam, cambió radicalmente el discurso, y aseguró que todo marcha de maravilla.

El pasado 4 de noviembre, durante la CI Asamblea General Ordinaria del IMSS, el presidente Felipe Calderón advirtió que el Instituto enfrenta una “seria amenaza” a su existencia y funcionamiento por falta de recursos. Incluso, se aventuró a señalar que el dinero era tan escaso, que sólo alcanzaría para financiar pensiones y prestaciones hasta el año 2012.

Ese día, el director del IMSS, Daniel Karam, secundó al presidente Calderón. Dijo que el Instituto enfrentaba “la situación más delicada de toda su historia”, ya que arrastra pasivos equivalentes al 56% del Producto Interno Bruto (PIB).

Cinco días después todo cambió. En conferencia de prensa,  Karam rechazó que el IMSS esté al borde del colapso; descartó que estén en riesgo las pensiones de los jubilados; incluso, se aventuró a decir que “cada día se fortalece más”.

Dijo que en el caso de las pensiones, el gobierno tiene garantizada esa prestación, por lo que no existe riesgo alguno.       

Aseguró que el problema de viabilidad financiera “es a largo plazo” y, por el momento, la institución no está en quiebra ni en riesgo del colapso.

“El IMSS no se privatiza sino se fortalece en inversiones en materia de infraestructura y equipamiento”, explicó.

En la conferencia Karam fue cuestionado sobre las declaraciones realizadas la semana pasada durante la Asamblea General del IMSS, en donde se informó que el Instituto enfrenta una "amenaza" a su funcionamiento por el gasto por servicios médicos y pagos a trabajadores pensionados y jubilados.

“Estamos en un buen tiempo para trabajar y darle viabilidad financiera al Instituto; sin embargo esto no significa que no se tenga dinero para mediano plazo”, atajó.

En este sentido, reiteró que el IMSS sí cuenta con recursos para el 2012, contrario a las advertencias del presidente Calderón.

Sin embargo, reconoció que uno de los problemas que enfrenta el Seguro Social es la atención médica a los pensionados (2.7 millones de jubilados), en el cual existe un problema de “desfinanciamiento”.

Comentarios