"No prosperará mi expulsión del PRI", asegura Murat

miércoles, 1 de diciembre de 2010

JALAPA, Ver., 1 de diciembre (apro).- El exgobernador de Oaxaca, José Murat Casab, aseguró que se encuentra en la “congeladora” el proceso de expulsión iniciado en su contra por la Comisión de Justicia partidaria del PRI, tras la derrota electoral priista en esa entidad.
    En entrevista, insistió en que no hay pruebas legales para que sea expulsado de las filas del Revolucionario Institucional (PRI), por presuntamente haber incurrido en actos de proselitismo a favor de Gabino Cué, candidato opositor a su partido, y en detrimento del priísta Eviel Pérez.
    Sin embargo, Murat consideró que, si se trata de lanzar acusaciones, a la dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes, y al senador Manlio Fabio Beltrones, “también se les debería iniciar procesos de expulsión similares por las derrotas en sus estados” en las elecciones del pasado 4 de julio.
    Y es que, subrayó, “si funcionan los chismes y los comentarios inadecuados, hay que ver por qué perdimos Tlaxcala y por qué perdimos Sonora; entonces ahí están en la mesa el senador Beltrones y la señora Beatriz Paredes y otros, muchos otros”.
    Cuestionado a su arribo al Congreso local donde el priísta Javier Duarte de Ochoa rindió protesta como gobernador de Veracruz, Murat Casab subrayó que a tres meses de iniciado su proceso de expulsión como militante de su partido, “todo se encuentra en la congeladora”.
    Durante el Consejo Político estatal del PRI en Oaxaca, efectuado el 3 de septiembre pasado, el consejero Rosario Cerón solicitó la expulsión de Murat tras acusarlo de haber incurrido en actos de proselitismo en contra de su partido para favorecer al candidato de la alianza formada por PAN, PRD y Convergencia, Gabino Cué.
    En respuesta, el exmandatario oaxaqueño presentó un recurso de inconformidad ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), impugnación que fue desechada por esta autoridad el 24 de noviembre pasado.
    El político oaxaqueño, quien apoyó al hoy gobernador veracruzano en sus acciones de campaña, aseguró que no existen pruebas legales y, a pesar de ello, la Comisión de Justicia partidaria le dio entrada a este tema y, en este momento, “estoy esperando que me convoquen para el desahogo de pruebas; el proceso está detenido y yo creo que hay gato encerrado.
    “Vamos a esperar que saquen la investigación de la congeladora después de siete meses, que no tienen por qué no hay un documento firmado, no hay un acta, no hay fotos, no hay actos públicos, todo es puro chisme”, subrayó.

Comentarios