Disidencia del PRD desmiente a Jesús Ortega: la elección debió ser el 7 de diciembre

viernes, 10 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F, 10 de diciembre (apro).- El llamado G8, conglomerado de corrientes internas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) desmintió a la dirigencia nacional encabezada por Jesús Ortega, quien, en días pasados, aseguró que la Comisión Política Nacional (CPN) acordó realizar la elección para la nueva dirigencia en marzo del 2011.

En un comunicado, el G8 criticó las declaraciones hechas por el presidente nacional perredista, pues en la reunión de la CPN efectuada el pasado 7 de diciembre no se llevó a votación ese punto. Por el contrario, miembros del G8 y de la Comisión recalcaron que la renovación de la dirigencia debió de realizarse el 5 de diciembre pasado, como lo había definido el Consejo Nacional del 2009.

Insistieron que es necesaria la sustitución de Jesús Ortega y de Hortensia Aragón “a la brevedad posible”, porque de lo contrario se violentará la legalidad del partido, se lastimará la institucionalidad y se dificultará la construcción de acuerdos internos.

“La salida de Jesús Ortega y de Hortensia Aragón de los cargos que están ocupando es jurídicamente necesaria y, políticamente, indispensable, para que el partido pueda avanzar en un proceso de rectificación de la línea política que se ha impuesto, y en la reconstrucción de su unidad interna, cuestiones sin las cuales el PRD no estará en posibilidades de cumplir con las tareas estratégicas que nuestro XII Congreso Nacional definió rumbo a la elección de 2012”, expresaron las corrientes en un comunicado.

Esta lucha no es por el cargo, aclararon, sino por la transformación del país y para ello necesitan un partido fuerte.

“Consideramos urgente alcanzar acuerdos entre las fuerzas internas sobre la base de respetar la legalidad de nuestro partido y las resoluciones de nuestro Congreso Nacional efectuado en diciembre del 2009. Sólo así se pueden construir los acuerdos indispensables para poner término a una etapa de fragmentación y debilitamiento de nuestra organización”, concluyeron.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios