Recupera la calma Michoacán, según el gobierno estatal

viernes, 10 de diciembre de 2010

MORELIA, Mich., 10 de diciembre (apro).- Después de 24 horas de enfrentamientos entre sicarios de La Familia Michoacana y fuerzas federales, el estado de Michoacán “está en calma” y todo transcurre con normalidad, aseguró el secretario de Gobierno, Fidel Calderón, quien subrayó que Morelia nunca estuvo “sitiada”.
En entrevista, el funcionario reconoció que en algunos lugares de la región serrana de Apatzingán, se han suscitado algunos enfrentamientos. Por la mañana, el vocero del gabinete de Seguridad Nacional, Alejandro Piré, anunció el envío de más elementos federales, militares y marinos a esa región michoacana.
Destacó que el servicio de transporte foráneo se reanudó al mediodía y las vías que aún estaban obstruidas, como la carretera Patzcuaro-Uruapan, ya fueron desbloqueadas; además, más del 95% de los planteles educativos han funcionados “con normalidad”.
Sin embargo, al mediodía, la Universidad de San Nicolás de Hidalgo decidió suspender sus labores debido al riesgo que implicaba para los alumnos.
Por la mañana, al menos 13 municipios de Michoacán amanecieron bloqueados y las líneas de autobuses foráneos suspendieron sus corridas matutinas al interior y exterior de Michoacán, según reportes de empresarios de ETN, La Línea, Parikuni, Purépechas, Flecha Amarilla y otras.
La carretera Cuatro Caminos-Apatzingàn, fue cerrada con tres bloques con vehículos y con personas armadas que impedían el ingreso o salida a la ciudad. Los mismo sucedió en la salida y entrada a Tepalcatepec y Aguililla.
La Autopista Siglo XXI amaneció con cinco vallas con tráileres y unidades pesadas; la libre Pátzcuaro-Uruapan, a la altura de Tingambato, estuvo bloqueada por un tráiler quemado y dos camionetas vigiladas por gente armada.
Más tarde, cerca de las 20:00, sobre la autopista Siglo XXI, a la altura de la desviación a Gabriel Zamora, supuestos sicarios llevaron a cabo un bloqueo con dos pipas y un camión Torton y un vehículo compacto incendiándolos.
En la vía Pátzcuaro-Morelia, a la altura de Tzurumutaro, también amaneció bloqueada; y a la entrada y salida a Morelia por autopista también.
Pese a que por la mañana el gobierno del estado aseguró que las carreteras eran vigiladas por agentes estatales, en un breve recorrido no se observó ninguna patrulla o uniformado haciendo rondines de vigilancia.
Al mediodía, El subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, informó que ante los actos violentos registrados en el estado de Michoacán en las últimas horas, se decidió suspender temporalmente las clases en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Entrevistado en el marco de la XLI Asamblea General de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), explicó que la rectora Silvia Figueroa Zamudio le comunicó que por seguridad de los estudiantes, se suspendieron las clases en esa casa de estudios.
"Estamos hablando de una institución autónoma que toma sus propias decisiones. Ya la rectora me dijo que habían tomado la decisión de suspender temporalmente las clases para dar garantías a los estudiantes", reiteró.
Mientras tanto, en el estado de Colima, el gobierno del estado redobló la vigilancia en caminos y carreteras que comunican a la entidad con Michoacán; además, dio a conocer que valoraba la posibilidad de cerrar algunos pasos vecinales para evitar el “efecto cucaracha”.
El gobernador Mario Anguiano Moreno anunció que debido a los enfrentamientos es probable que "algunos sicarios michoacanos" que se han replegado pretendan ingresar a Colima, razón por la que se habrá de redoblar la vigilancia en diversos puntos de interconexión estatal y se reforzaran los operativos de seguridad.
Mientras tanto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos dio a conocer que envió a Michoacán un equipo de visitadores adjuntos para atender a los familiares de civiles que han perdido la vida en enfrentamientos entre fuerzas federales y el crimen organizado.
Entrevistado en el Senado, el ombudsman Raúl Plascencia detalló que la CNDH también emitió medidas cautelares por las cuales se pide al gobierno federal que en este tipo de operativos se proteja y resguarde la vida de la población.

Operativo en la sierra

Fuerzas federales salieron esta mañana a las montañas del sur de la entidad en busca del resto de las cabezas visibles de “La Familia Michoacana”. Ayer, cayó abatido durante los enfrentamiento, el líder máximo de esa organización, Nazario González Moreno, El Chayo.
Cerca de las 10:00 de la mañana de este un convoy federal integrado por dos vehículos blindados denominados “rinoceronte”, diez camionetas patrulla de la Policía Federal, reforzados por dos camiones tipo torton con tropas adscritas a la Armada de México XV Zona Naval) y dos helicópteros de apoyo, salieron de la mancha urbana de Apatzingán con rumbo al poblado Presa del Rosario.
La zona serran, que inicia en el pueblo Presa del Rosario, comprende comunidades rurales como El Alcalde, Holanda, Loma de los Hoyos, entre otras que convergen entre el Valle de Apatzingán y la Sierra Madre del Sur, donde iniciaron los zafarranchos la tarde-noche del pasado miércoles. Las tropas federales van en busca de los otros líderes de la familia: José de Jesús Méndez, El Chango; Dionisio Loya, El Tío; y Servando Gómez, La Tuta, por quienes el gobierno federal ofrece 2 millones de pesos de recompensa.
Por su parte, el gobernador del estado, Leonel Godoy Rangel, reconoció que debido a los enfrentamientos en diversos puntos de la geografía estatal y en el capital del estado, “ahorita estamos en una situación de emergencia y hay que atenderla. Hay que actuar con mucha prudencia, con mucha responsabilidad”, recalcó.

Comentarios