Cuelgan manta de apoyo a La Familia en Morelia

lunes, 13 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de diciembre (apro).- En pleno Centro Histórico de Morelia apareció colgada una manta con un mensaje de apoyo a “La Familia Michoacana”, a uno de cuyos líderes, Jesús Méndez, El Chango, el autor anónimo del mensaje le pide “darle duró” al gobierno federal, pero no incendiar vehículos de particulares.
    “Seños Chango Méndez déle duro al gobierno federal, pero, por favor, no involucre a civiles quemando carros que nada tienen que ver”, se leía en la manta colocada en la escultura de Las Tarascas, uno de los monumentos emblemáticos de la capital michoacana, ubicada a sólo unas cuatros calles del domicilio de la madre del presidente Felipe Calderón.
    Mientras tanto, en una entrevista radiofónica, Genaro Guízar, el presidente municipal de Apatzingán, donde el jueves y viernes pasados se desató una balacera que culminó con la muerte del fundador de La Familia, Nazario Moreno González, El Chayo, responsabilizó al gobierno federal de la escalada de violencia en el municipio.
    La manta, que fue retirada a los pocos minutos de que fuera colocada, no estaba firmada por ningún grupo delictivo u organización.
    Ayer, en la ciudad de Apatzingán, se realizó una manifestación de respaldo a “La Familia Michoacana” y durante la cual los manifestantes exigieron la salida de la Policía Federal.
Al igual que lo hizo ayer después de la manifestación, hoy el alcalde de Apatzingán aseguró que inseguridad no la provoca La Familia…, sino los operativos que realiza la Policía Federal en el municipio.
La manifestación fue convocada inicialmente para exigir el cese de las hostilidades y el regreso de la paz. Sin embargo, derivó en apoyo al cártel michoacano. El alcalde Genaro Guízar, quien participaba en la marcha decidió abandonarla luego de que comenzaran a aparecer cartulinas de apoyo a “La Familia…”
Hoy, el alcalde afirmó que Apatzingán es una ciudad segura, aunque rehusó abundar en explicaciones, pues argumentó que tiene miedo de las represalias por parte del gobierno en su contra.
El alcalde Guízar estuvo preso durante 11 meses, luego de que fuera uno de los 11  los alcaldes detenidos en 2009, durante el operativo conocido como el michoacanazo, acusados de tener vínculos con el narcotráfico.
“Posiblemente haya enfrentamientos, pero nosotros no los vemos hasta que no vienen operativos gigantes, mega-operativos como los que hemos visto en todo el municipio".

Comentarios