Reta Paredes a Calderón a debatir en el Congreso

lunes, 13 de diciembre de 2010 · 01:00

MÉXICO, DF, 13 de diciembre (apro).- La líder nacional del Revolucionario Institucional, Beatriz Paredes, acusó al presidente Felipe Calderón de trastocar su papel de jefe de Estado para convertirse “en dirigente apasionado de su fracción partidista”.
Sostuvo que el Ejecutivo, al asumirse como dirigente panista, ha pronunciado discursos sesgados, como el del 28 de noviembre anterior, con distorsiones históricas, cuestionables, que irritan a miles de mexicanos que no comparten esa perspectiva, “coadyuvando a la polarización del país”.
En el marco de las sesiones del Consejo Político Nacional priista, que se llevan a cabo en Pachuca, Hidalgo, Paredes Rangel advirtió que su partido “no caerá en la trampa” de sus adversarios de ir a discusiones maniqueas.
Denunció que sus oponentes quieren acorralar al PRI en un discurso agresivo y contestatario, a la defensiva, que lo lleve a debatir el pasado.
Luego dejó claro que el PRI no rehuye al debate, y que si Calderón quiere debatir, se haga en el Congreso de la Unión, en el marco de las relaciones institucionales de un Estado democrático.
“Si el dirigente del partido en el gobierno quiere hacerlo, adelante, organicemos un debate sobre la situación de México entre presidentes de partidos; el debate político de altura y de fondo alienta la cultura política e ilustra a la ciudadanía”, lanzó el desafío.
Y enseguida subrayó que los priistas no son hipersensibles o de piel delgada ante la crítica.
“La distorsión histórica indigna, no por lo que de crítica tiene, sino por lo que de intolerancia maniquea revela”, atajó.
Asimismo, advirtió que la investidura presidencial no debe exponerse al deterioro por la pasión partidista. “La relación política con la fuerza de oposición más relevante, mayoritaria en una de las cámaras, significativa en la otra, determinante en los órdenes de gobierno estatal y municipal, no requiere tensionarse en tal magnitud para dificultar aún más la gobernabilidad del país”.
Más aún, lamentó la decisión de Calderón de pronunciar "discursos provocadores" después de que en el Congreso había avanzado el paquete económico que había presentado el Poder Ejecutivo con el voto de los legisladores priistas.
“Resulta del todo incomprensible la volubilidad del titular del Poder Ejecutivo federal que, inopinadamente, trastoca su papel de jefe del Estado mexicano para tornarse en dirigente apasionado de su fracción partidista y pronunciar discursos sesgados”, remachó.
También censuró las alianzas establecidas por el PAN con el PRD.
Esos pactos electorales, acusó, “desnaturalizan” al sistema de partidos, confunden la oferta ideológica para la sociedad y desfiguran a la política.

Comentarios