Aprueban diputados reforma sobre derechos humanos

miércoles, 15 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de diciembre (apro).- La Cámara de Diputados aprobó hoy en lo general una serie de reformas constitucionales que incorporan plenamente los derechos humanos en la Constitución mexicana y fortalecen las facultades de investigación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En la última sesión del periodo ordinario en San Lázaro, los diputados aprobaron reformas a los artículos 1, 11, 15,18, 29, 33, 89, 97, 102 y 105 constitucionales. La reforma previamente fue aprobada en el Senado.

La reforma define cómo y bajo qué circunstancias se puede declarar la suspensión de los derechos humanos, y obliga a las autoridades a justificar los motivos por lo que eventualmente rechazan una recomendación de la CNDH.

Asimismo, incorpora el principio de interpretación de los derechos humanos de conformidad con la Constitución y los tratados internacionales; refuerza las garantías y los mecanismos de protección.

La diputada del PRD, Enoé Uranga Muñoz, dijo que la reforma constitucional representa un cambio a contracorriente de la realidad en materia de derechos humanos que se vive en el país.

“Es un innegable avance permitirá trastocar usos y costumbres del ámbito del derecho mexicano y, sobre todo, en las prácticas diarias e interactivas entre gobernantes y gobernados', refirió Uranga, artífice de la Ley de Sociedades de Convivencia en el Distrito Federal.

Para que la reforma entre en vigor tendrá que ser aprobada, al menos, por el 50% más uno de los congresos estatales.

 

Celebra Conapred la reforma

Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) celebró la aprobación de la reforma, ya que representa un avance acorde con los estándares internacionales de los estados democráticos en relación con los derechos humanos.

A través de un comunicado, el Conapred señaló que la reforma incorpora el principio “pro persona” en la interpretación de las normas de derechos humanos, que significa “la protección máxima para cada individuo frente a abusos, negligencia u omisiones de las autoridades”.

"En lo sucesivo, de acuerdo al nuevo texto, se deberá aplicar la norma nacional o internacional que más proteja los derechos de las personas", dijo el Conapred.

Destacó que la incorporación --en el párrafo tercero del artículo 1 constitucional-- de las preferencias sexuales como uno de los motivos causantes de discriminación, "brindará mayor certeza jurídica y protección a las personas no heterosexuales en todos los ámbitos sociales".