Oportunidades no amortigua pobreza, admite Sedesol

miércoles, 15 de diciembre de 2010

MÉXICO, DF, 15 de diciembre (apro).- La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) admitió hoy que los apoyos entregados a través del programa Oportunidades en poco contribuyen a “erradicar la pobreza extrema” en la que se encuentran unos 20 millones de mexicanos, ya que el “subsidio por familia no llega a los mil pesos mensuales” y, para acabar con la pobreza total, se requerirían de al menos 10 mil pesos.
En rueda de prensa, Raúl Ibáñez Márquez, director general adjunto de la oficina del titular de Sedesol, Heriberto Félix Guerra, dijo que debido a que a la dependencia se le recortó el presupuesto para el 2011, que será de 80 mil 284 millones frente a los 83 mil 384 millones de este año, será imposible elevar los apoyos a las familias en extrema pobreza.
Por esa razón, agregó el funcionario federal, diseñaron una nueva estrategia basada en apoyarse en bancos de alimentos, centrales de abasto, supermercados, tiendas de autoservicio y un centenar de fundaciones y organizaciones no gubernamentales.
“No tenemos muchas herramientas para combatir la pobreza, si quitamos los presupuestos de Oportunidades y de 70 y Más, nos quedamos sin recursos para sacar de manera gradual a las personas de la pobreza extrema y, en el caso de Opciones Productivas, en el 2010 se recibieron 30 mil solicitudes y sólo atendimos mil 700, por problemas presupuestarios”, reconoció.
Luego descartó que se vaya a dar un incremento a la leche de Linconsa, por lo que ésta continuará en cuatro pesos el litro y tampoco en el costo de la canasta básica de Diconsa, que tiene 21 productos.
Entre las acciones previstas por la Sedesol destaca la “bancarización” del apoyo que se da a través de Oportunidades, lo que no representará costo para los beneficiados, pues se instrumentará por medio del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi).
Resaltó que los bancos de alimentos se encuentran ya preparando el arranque de esta estrategia para concentrase, principalmente, en zonas con mayor índice de marginación, como son Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Puebla, Estado de México y Veracruz, aunque también en San Luis Potosí, “donde hay pobreza alimentaria fuerte”.
Por otro lado, Ibáñez Márquez descartó que por la inseguridad y violencia en varios estados tengan problemas en la entrega de recursos del programa Oportunidades, aunque reconoció que a los encargados de llevar el apoyo en Tamaulipas les da miedo hacerlo.
“Ahí sí se nos quejaron”, señaló el funcionario, quien recordó que la Sedesol contrata personal de seguridad para proteger los valores.

Comentarios