Karam amenaza con sancionar a médicos paristas de Juárez

jueves, 16 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 16 de diciembre (apro).- A la demanda de mayor seguridad para los trabajadores del sector salud en Ciudad Juárez, a la que se sumó personal del IMSS, el director general de dicha institución, Daniel Karam, respondió con amenazas de sanciones económicas y administrativas.
En una reunión con periodistas, Karam advirtió que serán sancionados los médicos que se ausentaron sin permiso de su centro de trabajo para participar en la manifestación realizada en Ciudad Juárez el lunes pasado.
El 13 de diciembre, personal del sector salud, público y privado, de Ciudad Juárez, realizó un paro general de labores por 24 horas, que culminó con una protesta frente a las instalaciones de la Fiscalía General del estado Zona Norte, en la cual colgaron sus batas manchadas de sangre en señal de protesta.
Exigieron a las autoridades cumplir con su responsabilidad para que se acabe la ola de secuestros, extorsiones, levantones y asesinatos.
Hoy, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social aclaró que no se trata de una represalia por participar en la protesta, sino de hacer que se cumpla el contrato colectivo de los trabajadores del IMSS.
Reconoció, como lo hizo el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, que los médicos tienen todo el derecho de manifestarse, sin embargo, subrayó que éstos tienen obligaciones administrativas que deben de cumplir. Aclaró que la sanción se aplicará una vez que se revise “caso por caso”.
“Nos parece que están en todo su derecho y aquí la información que tenemos es que no es una cuestión generalizada, hay personal que avisó que se iba ausentar, otros tomaron las medidas administrativas que establece el propio Contrato Colectivo, en cuanto qué hacer cuando se vaya a tener una ausencia”, explicó.
Karam aclaró que en ninguna otra parte del país se han reportado amenazas u hostigamiento contra el personal del IMSS; tampoco se han cerrado unidades de atención médica.
Sin embargo, informó que en Michoacán, salvo dos clínicas de Apatzingán que son muy pequeñas, por razones obvias no asistieron a trabajar el médico y la enfermera que las atienden.

jpa
---FIN DE NO