Huyen 82 % de los habitantes de Mier por el narco, señala alcalde

lunes, 20 de diciembre de 2010

MIER, Tamps., 20 de diciembre (apro):- Debido a la violencia generada por la guerra entre los grupos de la delincuencia organizada, 82% de los habitantes de este municipio ha abandonado sus casas, mientras que otros 160 pobladores se encuentran desaparecidos, afirmó el alcalde José Iván Macías Hinojosa.
            Al rendir su último Informe de gobierno, Macías dijo que, de 9 mil 414 habitantes que había en 2008, cuando tomó posesión, a la fecha sólo quedan mil 753 personas, lo que significa que este otrora “pueblo mágico” sólo conserva el 18 por ciento de su población y el resto huyó por la ola de violencia desatada desde febrero pasado.
           No obstante que el pasado 6 de diciembre, el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, aseguró que la vida en esta población volvía a la normalidad, gracias al reforzamiento del Operativo Noreste, Macías Hinojosa señaló que, de 3 mil 138 casas que estaban habitadas, antes de que iniciara la guerra entre los cárteles, ahora sólo están ocupadas 576, de acuerdo con un censo que levantó el Ejército en estos días.
            De hecho, el propio alcalde había hecho contadas apariciones públicas en los últimos meses en esta población, y esta vez sólo lo hizo para leer su tercer informe ante siete integrantes del cabildo, un representante del gobierno estatal y sin público.
           Cabe recordar, que a principios de noviembre pasado, unos 400 habitantes de Mier buscaron refugio en la población vecina de Miguel Alemán, luego de que fueron amenazados por un grupo delictivo para que abandonaran la población. Sin embargo, antes otras familias habían huido por las constantes balaceras y ataques que protagonizaban miembros de Los Zetas y del Cártel del Golfo por el dominio de territorio.
             A principios de este mes, elementos del Ejército custodiaban a las familias que estaban en el refugio en Miguel Alemán para que volvieran a sus casas. Sin embargo, pese a los ofrecimientos de garantías de seguridad, sólo unas cuantas lo hicieron.
           Aunque no existen reportes oficiales, se sabe que este éxodo también se registra en otros municipios fronterizos de Tamaulipas, como Camargo, Guerrero y Miguel Alemán, así como en otros de la zona centro de la entidad, como San Fernando, Abasolo, Jiménez, Cruillas, Méndez e Hidalgo.  
           De acuerdo con informes militares, los combates entre el Cártel del Golfo y Los Zetas  se recrudecen en los municipios de la “frontera chica”, y los rurales del centro de Tamaulipas, por ser límites entre los territorios que dominan ambos grupos.