Sospecha Suárez Coppel que fuga en ductos de Pemex causó la explosión en Texmelucan

lunes, 20 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 20 de diciembre (apro).- El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel, señaló que la explosión en San Martín Texmelucan, que cobró la vida de 28 personas, pudo ser producto de una fuga en los ductos de la paraestatal que atraviesan esa localidad poblana.
La Procuraduría General de la República (PGR), por su parte, advirtió que si se confirma que el siniestro se originó por una toma clandestina, como se ha sospechado desde el domingo, los responsables de la “ordeña” serán acusados de homicidio.
    En entrevista, Suárez Coppel hizo hincapié en que no se debe descartar que el accidente haya sido producido por una fuga.
    “No podemos desechar que sea un problema en el ducto" y no de una toma clandestina, subrayó el funcionario, quien admitió que este año Pemex detectó, al menos, 60 fugas tomas clandestinas en el tramo de San Martín Texmelucan y Venta de Carpio.
    La madrugada del domingo, a las 5:50 horas, aproximadamente, una serie de explosiones en dos ductos de Pemex de la estación de bombeo número 7 en San Martín Texmelucan, Puebla, dejó un saldo de 28 muertos, 58 heridos, 32 casas totalmente destruidas y 83 más con daños parciales, así como una veintena de vehículos calcinados en un radio de tres kilómetros. Del total de víctimas mortales, 13 eran menores de edad, informaron autoridades de Protección Civil del estado de Puebla.
    Esta mañana, Suárez Coppel señaló que continúan las investigaciones para determinar si el siniestro fue producto de una fuga o de tomas clandestinas.
    El funcionario explicó que uno de los tubos que conduce al combustible presenta una ruptura de entre 20 y 60 centímetros de diámetro, lo cual, dijo, provocó que el ducto colapsara y se creara una fuga de “gran magnitud”.
“Esta fuga --agregó--, se dio en un campo agrícola, donde el crudo tomó cauce por una calle hasta el afluente del río y aguas abajo encontró un punto que originó el incendio.”
    Paralelamente, el vocero de la Procuraduría General de la República (PGR), Ricardo Nájera, señaló que de acuerdo con la poca información que hasta esa hora tenía la dependencia, a los responsables del accidente se les fincarían responsabilidades por el delito de homicidio.
    Sin embargo, admitió en entrevista que se trata de “un delito complicado”, ya que “todo parece indicar que es una ordeña como se le llama en al argot, que es robo de combustible formalmente hablando".
Nájera agegó que, además del delito de homicidio, se agregarán cargos por delitos contra el medio ambiente y daño en propiedad ajena, entre otros.
    Mientras tanto, la coordinadora general de Protección Civil del gobierno federal, Laura Gurza, informó que hasta el momento han sido identificados 24 de las 28 víctimas mortales, y confirmó que de ellos 13 son menores de edad.
    Por la tarde, Gurza dio a conocer que la Secretaría de Gobernación (Segob) utilizará un esquema de seguros para garantizar el pago a las decenas de personas afectadas por el siniestro.
La directora de Protección Civil de la Segob explicó que al margen de las indagatorias y la acción penal en contra de los posibles responsables, se cubrirán los daños por responsabilidad civil, con la posibilidad de buscar otro esquema de financiamiento.
"Supongo que Pemex tiene determinado un esquema de seguros, pero, en caso contrario, se buscará la fuente de financiamiento. Quiero dejar claro que habrá un esquema de respuesta para el proceso de recuperación de los afectados, al margen de lo que resulte de las indagatorias y el ejercicio de la acción penal que habrá de promoverse en contra de los responsables", añadió.