Plagiarios de Diego, criminales sin causa social: Calderón

martes, 21 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de diciembre (apro).- El presidente Felipe Calderón descalificó hoy las presuntas motivaciones sociales de los plagiarios de Diego Fernández de Cevallos, quienes se hacen llamar los “misteriosos desaparecedores”.
    En entrevista, Calderón afirmó que se trata de “un delito puro y duro”, y agregó que las supuestas motivaciones sociales de los secuestradores, plasmadas en un documento de tres partes titulado “Epílogo de una desaparición”, son puro “rollo e hipocresías”.
"Es una variable distinta de criminalidad organizada, pero es delito puro y duro. No se vengan con rollos ni con hipocresías. La verdad es que la acción de privar de la libertad a alguien, es un delito, y por más rollo que se echen, por más hipocresías que quieran generar en torno a supuesta causa social, son unos criminales a los que hay que perseguir y aprehender", afirmó.
En entrevista con Ezra Shabot para MVS, Calderón agregó: "Son movimientos peligrosos que hay que tener totalmente a raya, y la capacidad de operar la tuvieron precisamente para ejecutar este secuestro. De ahí la importancia de que ahora que está liberado Diego Fernández de Cevallos, y qué bueno que sea así, intensificar las pesquisas y no detenerse hasta poder dar con los responsables de este secuestro."
           Calderón negó que los autores del plagio tengan base social, como ocurre en otros movimientos en el mundo o incluso en México.
           Por otra parte, Calderón dijo que “esperará pacientemente” el resultado de los peritajes del estallido en ductos de Pemex en Puebla, que dejó un saldo de 29 muertos.
           “Esperaremos pacientemente el peritaje, pero la verdad es que se estaban clavando ahí (...) Las fotos que me enseñó el director de Pemex (Juan José Suárez Coppel), es un agujero enorme para ordeñar esos ductos y de repente se sale de control. Es la hipótesis".