Ordenan a 61 Legionarios de Cristo; 28 son mexicanos

viernes, 24 de diciembre de 2010

MÉXICO, DF, 24 de diciembre (apro).- El cardenal Velasco de Paolis ordenó hoy en la basílica romana de San Pablo Extramuros a 61 Legionarios de Cristo de once países, entre los cuales se encuentran 28 mexicanos.
Unas tres mil personas, entre familiares de los nuevos sacerdotes y miembros de la Legión de Cristo, asistieron a la ceremonia, según difundió este jueves la agencia EFE.
Los 61 nuevos sacerdotes, dijo, provienen de once países: México (28), España (7), Venezuela (2), Brasil (4), Italia (6), Alemania (1), Canadá (3), Corea del Sur (1), Estados Unidos (7), Nueva Zelanda (1) y Vietnam (1) y sus edades oscilan entre los 30 y 40 años.
La congregación religiosa celebra las ordenaciones en la vigilia de la Navidad como "expresión del agradecimiento a Dios por el regalo de estos nuevos sacerdotes para la Iglesia, que reciben el orden sacerdotal tras una media de 12 años de formación".
Los nuevos curas asistirán el próximo miércoles 29 a la audiencia pública de Benedicto XVI en el Vaticano "para manifestarle su adhesión filial y pedirle su bendición apostólica".
La congregación de los Legionarios de Cristo fue fundada en México en 1941, por el sacerdote Marcial Maciel (1920-2008), condenado por Benedicto XVI por los abusos sexuales cometidos durante décadas contra seminaristas.
Está formada por algo más de 800 sacerdotes, que ejercen su labor en 22 países. También cuenta con 70 mil miembros de la Asociación Regnum Christi (los legionarios laicos).
El pasado mes de julio, el Papa nombró a De Paolis, de 74 años, jefe de las finanzas vaticanas, comisario para la Legión, con el objetivo de sanearla y revisar las bases y su sistema de autoridad.
También deberá sanear su patrimonio económico, que se estima muy importante (algunos medios de prensa lo fijan en 25.000 millones de dólares) y dirigir al equipo que preparará los nuevos estatutos.
El nombramiento fue anunciado dos meses después de que el Papa se reuniera en el Vaticano con los cinco obispos que inspeccionaron la Legión durante ocho meses -entre ellos el español Blázquez- y el duro comunicado que hizo público el 1 de mayo sobre la vida de Maciel (1920-2008).
En esa nota confirmó con total claridad los "gravísimos y objetivamente inmorales" comportamientos de Maciel, así como la vida que llevó "sin escrúpulos y sin verdadero sentimiento religioso".
Hace varios días se ordenó retirar de todos los centros de los Legionarios las fotos de Maciel, al que sólo se le podrá llamar "fundador" o simplemente "P. Maciel".
 También se ha decidido que las fechas del nacimiento, bautismo, onomástico y ordenación sacerdotal de Maciel no se festejen más.

Comentarios