Hospital Universitario gastó 50% de su presupuesto en atender a víctimas del crimen

miércoles, 29 de diciembre de 2010

MONTERREY, 29 de diciembre (apro).- El secretario de Salud de Nuevo León, Zacarías Villarreal Pérez, informó que el Hospital Universitario gastó este año 25 millones de pesos –la mitad de su presupuesto– para atender a personas que resultaron lesionadas en hechos relacionados con la delincuencia organizada.

En conferencia de prensa, donde presentó un balance de las actividades realizadas por la dependencia que encabeza, el funcionario destacó la relevancia que ha cobrado la violencia en la entidad, misma que, dijo, ha golpeado de manera directa las finanzas del sector salud.

De acuerdo con Villarreal, los internados por lesiones de bala, granadazos y contusiones reciben una atención muy costosa que ha consumido gran parte del presupuesto del Hospital Universitario, lugar al que son remitidos la mayoría de los afectados en enfrentamientos entre bandas de criminales.

“Son heridas en ocasiones graves que ameritan muchos días de terapia intensiva y varias cirugías”, puntualizó.

La Secretaría de Salud, agregó, ha tenido que erogar recursos en cantidades pequeñas, muchas de ellas en especie, como material de curación, pero el gasto principal ha sido la atención aguda a heridos.

Este año, detalló, han sido atendidas en el nosocomio estatal 344 personas.

Por su parte, Juan José Roque Segovia, encargado de adicciones y salud mental de la Secretaría, informó que en 2010 se proporcionó atención psicológica a 2 mil 300 personas que han sido víctimas de hechos violentos o que los han presenciado.

“La mayor parte de la gente que atendemos está muy estresada y necesita atención de tipo conductual y se le programa tratamiento”, explicó el especialista.

Según Roque Segovia, la situación actual en Nuevo León se ha vuelto tan crítica, que ha sido necesario traer especialistas de otros países, con experiencia en escenarios de guerra, para que capaciten a los sicólogos de la entidad.

Esas enseñanzas, agregó, han servido como precedente para empezar a trabajar con pacientes traumatizados por hechos violentos.

Por separado, el subsecretario de Salud de Nuevo León, Francisco González Alanís, informó que están fuera de peligro las dos mujeres que, el pasado lunes 27, resultaron lesionadas durante el levantón del que fue víctima el agente de la Policía Federal, Francisco Martel, en el municipio de China.

Sin proporcionar los nombres de las mujeres, el funcionario médico señaló que una de ellas, de 50 años de edad, tiene una herida en la pierna derecha, y la otra, de 42 años, presenta una lesión en el músculo deltoides, a la altura del hombro derecho, y otra en tejidos blandos de la región frontal, pero ambas se encuentran estables.

El día de los hechos, las dos mujeres circulaban en un auto compacto en calles del municipio de China, cuando un grupo de desconocidos disparó en repetidas ocasiones contra la patrulla 12630 que se desplazaba por el kilómetro 99 de la carretera Monterrey-Reynosa. Las balas alcanzaron el coche en el que se desplazaban las mujeres.

Ese lunes fue secuestrado el agente Francisco Martell, cuya cabeza fue hallada en una bolsa al día siguiente, en un camino vecinal del municipio mencionado.

Comentarios