PGR apela absolución dictada a la Reina del Pacífico

lunes, 6 de diciembre de 2010

MEXICO, DF, 6 de diciembre (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) apeló la sentencia absolutoria dictada en favor de Sandra Ávila Beltrán, La reina del Pacífico, y Juan Diego Espinosa Ramírez, El Tigre.
Ávila Beltrán y Espinosa Ramírez fueron encausados por los delitos de delincuencia organizada y contra la salud. Además, La reina del Pacífico había sido procesada por el ilícito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
    Ahora corresponderá a un Tribunal Unitario resolver si ratifica o no la sentencia absolutoria.
La reina del Pacífico, una de las principales operadoras del cártel de Ismael El Mayo Zambada y encargada de internar a México cocaína proveniente de Colombia, fue detenida el 28 de septiembre de 2007 en la Ciudad de México.
Su captura se produjo al sur de la ciudad, cuando viajaba sola en una camioneta BMW con placas del Distrito Federal, sin que opusiera resistencia.
    Según las autoridades policiales, Avila Beltrán formaba parte de una familia que por tres generaciones se ha dedicado al narcotráfico; su tío abuelo es Juan José Quintero Payán, quien en enero de este año fue extraditado a Estados Unidos con otros 14 delincuentes.
    Informes de inteligencia la vinculan también con Diego Montoya, Don Diego, detenido el pasado 10 de septiembre en Colombia por la Policía Nacional y señalado como el líder del cártel del Norte del Valle en ese país.
    A La reina del Pacífico en principio se le relacionó con el envío de un millón 475 mil 950 dólares, incautados el 17 de julio de 2002 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), y asegurados a una mujer identificada como Liliana Bustamante Trujillo.
    Más aún, se le señaló como la responsable de intentar transportar un cargamento de nueve toneladas de cocaína pura, asegurado en el puerto de Manzanillo, Colima, por la Armada de México en el buque atunero Macel, el 21 de julio de 2002, y valuado en 80 millones de dólares.
    En su oportunidad, la Policía Federal (PF) sostuvo que con la detención de Sandra Ávila Beltrán se desmanteló un vínculo para el trasiego de cocaína entre los cárteles colombianos y mexicanos.

Comentarios