Correa acusa a potencias mundiales de bloquear acuerdos en la COP16

miércoles, 8 de diciembre de 2010

CANCÚN, Q. Roo, 8 de diciembre (apro).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó que los países de la Alianza Bolivariana de las Américas (Alba) estén boicoteando la Cumbre contra el Cambio Climático (COP16) de Cancún; por el contrario, acusó, los países desarrollados están bloqueando el avance del Protocolo de Kyoto.

 “No es cierto que Ecuador y los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (Alba) estén boicoteando la reunión (…) Los que la están boicoteando son los países desarrollados, que no quieren generar un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto (PK)”, señaló Correa.

En conferencia de prensa que ofreció en uno de los salones del hotel Moon Palace, de Cancún –sede de la XVI Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP-16)--, Correa dijo que “sería una lástima que no se aprobara un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto”, pero señaló que existen otros “puntos positivos que Ecuador apoyará”, como el tema de REDD plus (relativo a reforestación), a pesar de que éste tiene “inconsistencias”.

Correa asistió a la reunión de Cancún con una propuesta: que Ecuador deje de explotar una parte de sus reservas petroleras a cambio de que se le compensen con recursos financieros. Afirmó que de esta forma su país dejaría de emitir 400 millones de toneladas de bióxido de carbono.

Durante la conferencia de prensa, negó que el Alba hubiera biocoteado la Cumbre de Copenhague. “El Alba impidió los abusos”, sostuvo. Y señaló que los responsables de fracaso de Copenhague fueron unos seis u ocho países que quisieron imponer sus “criterios hegemónicos” y “decidir por todos”.

Una reportera hizo referencia a un cable del Departamento de Estado difundido por WikiLeaks, según el cual Estados Unidos y la Unión Europea habrían acordado “neutralizar, cooptar o marginar a países que no ayudan” en las posiciones sobre el Cambio Climático y citó a los países del Alba. La reportera preguntó si, en represalia, éste país habría sufrido el recorte de 2.5 millones de ayuda para el cambio climático.

“Sobre los 2.5 millones para el cambio climático nosotros podemos decirle a Estados Unidos que le ofrecemos el doble para que firme el Protocolo de Kyoto”, respondió Correa.

Señaló: “Ahora resulta que Cuba, Nicaragua y Ecuador somos un peligro. ¿Acaso hemos masacrado a millones de gentes en Irak y Afganistán, y hemos invadido a otros países? Esa es la prepotencia” de Estados Unidos.

Luego matizó: “No creo que sea el gobierno de Barack Obama, quien es una buena persona, ni la secretaria Hillary Clinton”. Consideró que “la política exterior imperial tiene una inercia propia” en la que “grupos de extrema derecha” mantienen influencia. Aseguró que éstos ven “fantasmas donde no los hay; quieren fabricar esos fantasmas para justificar su intervención”.

Insistió en que no cree que el presidente Obama ni la secretaria de Estado Clinton hubieran participado en el intento de golpe de Estado en su contra registrado el pasado 30 de septiembre. Atribuyó el hecho a agencias estadunidenses, en particular la CIA, la cual, aseguró, trabaja con agenda propia y pagaba a grupos específicos de la policía y del ejército de Ecuador.

Correa afirmó que, “en el fondo el tema del cambio climático es político y de relaciones de poder”.

Explicó: “Podemos tener las mejores intenciones y declaraciones, pero si siguen primando los intereses hegemónicos de ciertos países que, a su vez, están dominados por los intereses del gran capital, la gente no estará primero (…) Por lo que el camino más claro es el cambio de las relaciones de poder para que por fin los compromisos y las políticas del ser humano y no en función del gran capital.”

Un reportero dijo que en el discurso de Calderón se “ha dejado entrever” que existe una posición muy radical en el Alba que impide llegar a acuerdos.

--¿Ecuador y el Alba estarían dispuestos a ceder en algo para llegar a un acuerdo? --preguntó el reportero

--Es correcto que Cancún es un avance, pero tenemos que apurarnos porque el tiempo no perdona (…) Pero por qué se pone como culpable al Alba. Ni siquiera tenemos una posición común (sobre cambio climático). En Copenhague condenaron al fracaso a la cumbre siete u ocho países que dijeron que ellos iban a decidir por toda la humanidad.

“Usted ha mencionado al presidente Calderón. Cuando lo vea se lo preguntaré por qué el Alba está bloqueando acuerdos. Siempre hay que buscar a un culpable para evadir la responsabilidad”, afirmó.

        

Comentarios