Van dos muertos por explosión en parroquia de Zacatecas

miércoles, 8 de diciembre de 2010

ZACATECAS, Zac., 8 de diciembre (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) calificó como un accidente la explosión de un polvorín registrada el martes pasado en la casa parroquial del municipio de Concepción del Oro, hecho que causó la muerte de dos jóvenes y dejó a otras cuatro personas heridas de gravedad, entre ellas el párroco del templo.
    Al dar un informe preliminar, el procurador Arturo Nahle argumentó que los habitantes de Concepción del Oro, como todos los de esta región minera, “conocen perfectamente los requisitos para obtener los permisos y el manejo de la pólvora”, por lo que ratificó que la tragedia se originó “por un acto sin dolo”.
    La pólvora era manejada por dos jóvenes menores de edad que elaboraban juegos pirotécnicos para la fiesta de la Concepción y quienes fallecieron en la explosión, la cual también derrumbó parte del inmueble donde se encontraba la cohetería.
“Todo indica que hubo un chispazo que generó la fricción con los materiales que se estaban utilizando para los juegos pirotécnicos, provocada accidentalmente por los jóvenes que estaban preparando estos materiales, los jóvenes que perdieron la vida”, expuso Nahle, quien refirió que había por lo menos 50 kilogramos de pólvora en el lugar, “aunque eso lo precisará el dictamen de los peritos”.
Además del apoyo de la 11 Zona Militar, agregó, se envió una circular a todos los municipios para recordarles los requisitos y medidas para el manejo de pólvora y artificios de pirotecnia durante el fin de año.
El texto advierte que es necesario fortalecer a las unidades de Protección Civil de los municipios, “que están en el caso de Concepción del Oro, es decir, sumamente endebles en cuanto a personal, equipo, capacitación y en su operación en términos generales”.
    Sin embargo, en la otra cara de la moneda de esta tragedia, los empresarios del centro de la ciudad calificaron esta explosión como “la gota que derramó el vaso”, y exigieron la reubicación de la Feria de la Concepción, ante los riesgos que representa por la falta de vigilancia en el uso de tanques de gas y vendimia de pirotecnia y otros artículos por parte de las autoridades.
    Sin embargo, para la alcaldesa Rosa Huerta Briones, quien dio una conferencia de prensa junto al gobernador Miguel Alonso Reyes, lo más importante es que el accidente no haga a sus gobernados “perder la fe y las tradiciones”.
    “Es una tragedia que nos marca un rato, a lo mejor nos deja una cicatriz, pero lo importante es que sigamos teniendo fe en lo que creemos, fe en nuestras tradiciones”, dijo la alcaldesa.
    Cuando se le preguntó sobre el reclamo de los empresarios del centro de la ciudad, Huerta recordó que años atrás su esposo fue también presidente municipal de la localidad y, ante esa exigencia, se consultó a la población sobre la reubicación de la zona de festejos.
    “La gente no quiso, no aceptó que retiráramos todos los juegos, comercio de pirotecnia, de lo que es la iglesia, decían que perderíamos nuestra tradición. Y ahí se quedó”, atajó, al añadir que ella mantendrá el respeto a “la voluntad del pueblo”.
    --Entonces, ¿se quedará sin revisar?
    “Nosotros tenemos que someterlo antes que nada a nuestro pueblo, fuimos elegidos democráticamente y, la verdad, me debo a mi pueblo. Si dicen que (siga) así, yo lo único que tengo que hacer es dirigirme a Protección Civil para tomar ciertas medidas”, respondió la alcaldesa.
    Incluso desde esta mañana, cuando se confirmó la muerte de los hermanos Gustavo y Axel González Guerrero, de 14 y 18 años, Huerta Briones aclaró que, aunque las fiestas patronales serán suspendidas, los comerciantes ya instalados en la zona aledaña al templo no serán reubicados, sino que permanecerán el tiempo programado.
    Por su parte, el gobernador Alonso Reyes dijo en la visita que efectuó esta tarde a dicha localidad que esperará a conocer la cuantificación de los daños de parte de la alcaldesa Rosa Huerta para canalizar los recursos y apoyos respectivos.

Comentarios