El capitalismo, responsable del calentamiento global: Evo Morales

jueves, 9 de diciembre de 2010

CANCUN, Q.Roo, 9 de diciembre (apro).- Al grito de “¡Planeta o muerte!”, el presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó hoy aquí a las naciones a rebelarse contra el capitalismo, “que es sinónimo de muerte”, para establecer en el mundo “un nuevo socialismo” responsable de los derechos de la “Madre Tierra”.
            Morales, cuya presencia era esperada con gran expectación, hizo su aparición esta mañana en el hotel Moon Palace, donde tienen lugar los trabajos de la XVI Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 16), para intervenir en la sesión plenaria, donde reprochó al sistema capitalista ser el causante estructural del calentamiento global y salió en defensa del Protocolo de Kioto.
            “Si nosotros desde acá, enviamos al basurero al Protocolo de Kioto, seremos responsables de ecocidios, por tanto de genocidios, porque estamos atentando contra la humanidad en su conjunto”, sentenció.
            Sostuvo que la voz que los negociadores deben escuchar es la de los pueblos y no buscar mecanismos a puertas cerradas que no ofrecen resultados y favorecen a los capitalismos.
            “No podemos desde acá, a puertas cerradas, tratar de imponer documentos que no expresan el sentimiento de los pueblos, que no expresan el pensamiento de los pueblos que viene del sufrimiento”, dijo.
            Y destacó la necesidad de que la COP-16 marque la historia del mundo y le otorgue esperanza a la humanidad. Por ello llamó a las 194 delegaciones presentantes en el evento a que asuman esa responsabilidad.
            “Si somos gobiernos democráticamente electos por nuestros pueblos, tenemos la obligación de escuchar el pedido de su clamor”, expresó Morales, y añadió que “para que Cancún haga historia se debe dar esperanza a los pueblos del mundo y no seguir dañando al planeta”.
            Insistió que, para preservar la vida, de este encuentro debe surgir un documento que dé cuenta de los derechos del planeta, como se han creado reglas internacionales sobre los derechos humanos, económicos, y otros.
            "Tenemos que entender que la naturaleza es nuestro hogar, la Tierra nuestra vida. Tenemos la obligación de asumir la defensa de la Madre Tierra”, recalcó, y sentenció que “los derechos de la Madre Tierra es la nueva obligación” de los gobiernos y pueblos del mundo.
            “El planeta puede seguir sin el ser humano, pero el ser humano no puede vivir sin la Madre Tierra”, señaló.
            Por último, Morales dijo que “los tiempos cambiaron, y es momento de pasar de la lucha de clases a la era de debatir la vivencia en armonía con la Madre Tierra”.
            “Ella tiene sus derechos”, reiteró.
            Posteriormente, en una conferencia de prensa que ofreció en el marco del evento, Morales comentó, en respuesta a una pregunta sobre las filtraciones de WikiLikes, que “a los agentes de inteligencia del gobierno de Estados Unidos les falta inteligencia”, y aseguró que no está arrepentido de haber expulsado de Bolivia a la embajada estadunidense.  
            “Donde Estados Unidos gobierna está con afanes monopólicos mediante el embajador o embajadora, no se garantiza la democracia, el desarrollo, la integración de los pueblos…”, dijo.
            A otro cuestionamiento, Morales la emprendió contra la Iglesia católica, a la que comparó con “el Chapulín Colorado” porque en lugar de defender los intereses del pueblo se confabula contra ellos.
            "Cuando los Estados están cuestionados por los pueblos aparece un `Chapulín Colorado`, que son los jerarcas de la Iglesia Católica, para salvarlos, pero cuando el Estado pone contra la pared al pueblo, no hay ningún `Chapulín Colorado` ni los jerarcas de la Iglesia Católica para salvar a los pueblos", afirmó.
            Morales también arremetió contra el escritor Mario Vargas Llosa -quien calificó a los gobiernos de Bolivia y Nicaragua como “seudodemocracias populistas y payasas”-- y dijo no entender cómo es que le otorgaron el Premio Nobel de Literatura, y opinó que el mundo debe cuestionarse a qué clase de personas se les otorgan esos galardones.  
            “Si a un presidente lo trata de payaso, a mis hermanos cómo los verá ese literato”, reflexionó, y añadió que “los pueblos indígenas siempre hemos sido víctimas de algunos letrados, de algunos escritores, de algunos novelistas”, añadió.  
            Además, comentó que los indígenas siempre han sido víctimas de intelectuales.  

La “Declaración de Cancún”

Después de una comida con el presidente Felipe Calderón, Evo Morales acudió al estadio Jacinto Canek, donde se reunió con unos dos mil integrantes del movimiento La Vía Campesina y otras agrupaciones de labriegos, obreros, ambientalistas y anarkopunks que llegaron de los cinco continentes para exigir a los gobiernos que participan en la COP-16 soluciones reales para el calentamiento global.
            En el evento, al que también asistió el canciller cubano Bruno Rodríguez, la guatemalteca Dolores Sales entregó a Morales la denominada “Declaración de Cancún”, en la que el movimiento internacional Vía Campesina demanda justicia social, económica y climática, para lo cual reivindican los acuerdos establecidos en Cochabamba el 22 de abril pasado.
            Acordaron, así mismo, seguir luchando por la soberanía alimentaria y la responsabilidad colectiva para emprender medidas que contribuyan a enfriar el planeta, y reiteraron su rechazo al capitalismo y al Programa de Reducción de Emisiones por Degradación y Deforestación (REDD) de la ONU.
            Ahí, tras agasajar a Evo Morales con el tema “El rey”, de José Alfredo Jiménez, le impusieron un collar de flores y un paliacate verde, los símbolos del Movimiento Vía Campesina.
            En su turno al micrófono, el presidente Boliviano emitió un discurso que se prolongó 50 minutos, donde reiteró su mensaje en contra del capitalismo y el Banco Mundial (BM), que “da plata para matar y arrasar los recursos naturales”, y propuso la creación de un Banco del Sur, que agrupe a los países menos desarrollados del todos los rincones del planeta para hacer lo opuesto: dar dinero para el desarrollo sustentable y la justicia social “defendiendo a la Madre Tierra y sus hijos”.
            También exaltó las figuras de Fidel Castro, a quien agradeció haberlo enrolado en el socialismo, y de Hugo Chávez, cuya ausencia excusó: “El debía estar aquí pero no pudo venir por que está enfrentando ahora mismo en su país las consecuencias del cambio climático”.
           Morales concluyó su discurso al grito de “¡Planeta o muerte!”.

Comentarios