¿Qué más evidencias quieren? dice Calderón sobre el caso "La Tuta"

jueves, 9 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 9 de diciembre (apro).- El presidente Felipe Calderón exigió a las autoridades de Michoacán que expliquen por qué el líder de “La Familia”, Servando Gómez, La Tuta, tuvo una plaza de maestro durante varios años en la entidad que gobierna el perredista Leonel Godoy Rangel.
"A ver cómo explican eso, yo quiero saber”, pero “ya no comento más porque ora sí que me la toman casi, casi muy personal”, dijo Calderón en entrevista radiofónica con Leonardo Curzio en el noticiero Enfoque, luego de lo cual agregó: “¿Qué más evidencias quieren?”
Después de que el diario El Universal reveló que el líder de “La Familia Michoacana” percibía un sueldo como profesor en el municipio de Arteaga, Michoacán, la Secretaría de Educación en ese estado (SEE) admitió que, efectivamente, La Tuta laboraba en esa dependencia como maestro de primaria, pero que fue dado de baja el 30 de junio de 2009, “cuando comenzó a salir en la nota roja”.
En un comunicado, la SEE apuntó que el presunto delincuente sigue en la nómina de la dependencia con una plaza de maestro, porque para ser dado de baja tendría que estar en “prisión preventiva o bajo arresto de una autoridad judicial”, como lo establece la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.
Pero como Gómez Martínez no ha sido detenido por alguna autoridad judicial, añadió, la Secretaría de Educación estatal sigue expidiendo sus pagos, aunque desde junio de 2009, señaló, los cheques “son cancelados y devueltos a la Secretaría de Finanzas”.
Al respecto, el Ejecutivo expresó: "Sin prejuzgar a nadie, es absurdo eso de decir que 'a ver, que un juez vaya y le quite el sueldo a un maestro que no da clase'. Bueno, pues es que no es un asunto ya ni de criminalidad o no, es un asunto de que vayan, revisen las autoridades educativas de ese estado si el señor (Servando Gómez) da clase o no, y si no (lo hace) que le den ese salario a un maestro o maestra que sí vaya y le dé clase a los niños de Arteaga”.
    Por separado, antes de que iniciara la sesión de Consejo Universitario, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro Robles, se refirió al tema al señalar que era "una realidad decepcionante, muy dura, una realidad horrible", el hecho de que Servando Gómez Martínez conserve su plaza de docente.
Temas como ese, agregó, "sí hay que verlo, sí tenemos que tomarlo con mucha seriedad", porque lo que se requiere son cambios de fondo”, aunque "de pronto hay voces que preferirían que estas cosas no se dijeran, que no se ventilaran, que no se supieran, y yo soy de los que creen que los problemas, para resolverlos, tienen que reconocerse".
Ese asunto de La Tuta, dijo, es "una muestra de cómo no hemos podido ser capaces en la sociedad de prevenir situaciones que son indebidas, que en parte yo entiendo que son muy complejas de explicar y donde sin duda alguna hay un problema en el sistema de valores en la sociedad contemporánea, y eso permea y afecta muchas estructuras".
“Es lamentable y absolutamente despreciable" que Servando Gómez mantenga su plaza, remató el rector.

Comentarios