Llama López Obrador a democratizar los medios electrónicos

lunes, 1 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de febrero (apro).- Andrés Manuel López Obrador se pronunció hoy por la democratización de los medios de comunicación, principalmente radio y televisión, para que “no haya una o dos televisoras que controlen todo el país”.
    El excandidato presidencial sostuvo que en México 75% de la población se entera de las noticias por la televisión; 10%, por los periódicos y revistas, y 2%, por internet. “Es decir, la televisión es todo: 75% de los mexicanos se va formando una idea de lo que ocurre en el país por los mensajes de la televisión”, recalcó.
    En su mensaje semanal que difunde a través del canal virtual YouTube, López Obrador precisó que a través de la manipulación de la televisión mucha gente piensa y argumenta a partir de lo que se dice en dicho medio de comunicación. “Muchos, incluso profesionistas, que tienen un buen nivel académico, lo que hacen es repetir lo que dicen en la televisión”, insistió.
    “Por eso –agregó--, es que sostengo que los medios están al servicio de la oligarquía o de la mafia.”
    Luego se cuestionó: “¿Quiénes son los dueños de la televisión? No sólo Emilio Azcarraga. Es dueño de Televisa Roberto Hernández, el banquero que vendió en 12 mil millones de dólares Banamex y no pagó un centavo de impuestos; Germán Larrea, dueño de Minera México, que quiere desaparecer el sindicato minero y Cananea; también es dueño Claudio X. González. Es presidente del Consejo de Administración de Televisa Pedro Aspe, secretario de Hacienda en el régimen de Carlos Salinas de Gortari. Es más, hasta Krause, Enrique Krause, un ‘intelectual independiente’ es miembro del consejo de administración de la televisora”, respondió.
    Según López Obrador, quien se hace llamar “presidente legítimo”, el control de los medios de comunicación es fundamental, “para mantener este régimen de opresión, de corrupción, de privilegios”. Para ello, dijo, operan a través de sus voceros. “Tiene conductores de radio y televisión, que son los lectores de noticias, que reciben órdenes de qué informar y qué no informar, a quién alabar o a quién destruir.”
    Apuntó que a través de ellos se definen los temas que se abordarán. “Desde luego, las noticias no van al fondo; no tratan nunca la corrupción en México. Son ellos los que influenciaron a los sectores de clase media y sectores populares de que yo les iba a expropiar su casas”, recordó.
Asimismo, López Obrador aseguró que la táctica que utilizan es la de infundir miedo con su bombardeo, al extremo de “aborregar” a la gente.
López Obrador sostuvo que esta oligarquía ya hizo a un lado a Felipe Calderón: “Ya por la crisis, por el desgaste, la ineptitud, han hecho a un lado a Calderón. Ellos lo impusieron para atajarnos a nosotros porque no quieren un verdadero cambio. Pero como Calderón ya no les sirve, ya lo hicieron a un lado; ya lo convirtieron en ‘chivo expiatorio’. Lo mismo han hecho con el PAN, lo dejaron de patrocinar.”
El excandidato presidencial sostuvo que los miembros de la mafia ya echaron a nadar la “Operación del Recambio”, con la que se pretende proyectar al PRI y al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con “engaños, simulaciones y mentiras”.
López Obrador aseguró que el candidato de “esta mafia”, y sobre todo de Televisa, es Peña Nieto, a quien sobreprotegen, cuidan y no cuestionan en la televisora.
Recordó, inclusive, que Peña Nieto pasó el fin de año con su pareja en el mejor hotel de París, Francia, en el Rey Jorge V, donde la habitación cuesta 20 mil pesos diarios, y a donde sólo van los jeques árabes y los magnates de todo el mundo. De esto, recordó, sólo salió una notita. Nadie lo reprodujo. Ni los columnistas más radicales dijeron “ni pío”.
“Imagínense si yo me hubiera hospedado en ese hotel, o que yo hubiera ido a París. El escándalo que se hubiera hecho…”, cuestionó.
López Obrador dijo que ese mal manejo informativo no es sólo para proteger a Peña Nieto, sino para proteger a Carlos Salinas de Gortari, quien se vio “súper protegido” por la televisión cuando el expresidente Miguel de la Madrid declaró a Carmen Aristegui que aquel se había robado la mitad de la partida secreta. “Televisa no dijo absolutamente nada”, recordó.
López Obrador agregó que, afortunadamente, hay mucha gente que no se deja embaucar con la manipulación televisiva. Por ello, se pronunció por la democratización de los medios de comunicación, “para que no hay una o dos televisoras que controlan todo el país”.

Comentarios