Legalización de drogas desmontaría negocio del narco: Savater

miércoles, 10 de febrero de 2010

COLIMA, Col., 10 de febrero (apro).- El filósofo español Fernando Savater consideró que la despenalización de las drogas es en estos momentos “lo único que podrá desmontar todo el tinglado del narcotráfico”, igual que el levantamiento de la prohibición del alcohol en Chicago acabó en su tiempo con el negocio de Al Capone.
“No quiere decir que dejará de haber gángsters por esto —aclaró—, los seguirá habiendo y cambiarán de tema, pero por lo menos van a perder lo que es una mercancía privilegiada, adictiva y de unas rentabilidades extraordinarias, que es hoy lo que está causando los problemas”, sostuvo.
En relación con el combate al narcotráfico, lamentó que se haya cumplido una profecía política suya de hace tres décadas, cuando “escribí que la cruzada contra las drogas encabezada, estimulada e inventada por Estados Unidos no iba a acabar con las drogas, pero podía acabar con las libertades de muchas repúblicas latinoamericanas y, desgraciadamente, ese es en gran medida el temor que tenemos hoy”.
En el caso de las drogas, dijo, el problema es cuestión de dosis, pues “hay una dosis activa, en la que uno nota los cambios que ocurren, y hay una dosis letal, porque pone en riesgo de muerte”.
Por lo tanto, aclaró que junto con el levantamiento de la penalidad que hay sobre las drogas, debe evitarse su consumo por menores, como ocurre con el alcohol, y “educar para la templanza, es decir, no para privarse de los placeres, sino para saber hacerlos compatibles con la salud, con la higiene y con nuestra vida cotidiana”.
Savater visitó esta ciudad para recibir el doctorado honoris causa por parte de la Universidad de Colima, en una ceremonia a la que acudieron representantes de los poderes locales, entre ellos el gobernador Mario Anguiano Moreno.
En la entrega del grado honorífico, el rector de la institución educativa, Miguel Ángel Aguayo López, señaló que éste le fue otorgado a Savater por “su obra filosófica, literaria y científica, así como por su lucha indeclinable a favor de la paz y la convivencia entre los seres humanos”.
Luego de recibir el reconocimiento, el autor de Etica para Amador ofreció, ante un abarrotado Teatro Universitario, la conferencia magistral “Libertad, valores y educación”, donde sostuvo que la democracia y la educación son dos conceptos que van ligados, pues la segunda es un pilar básico de la primera.
Al final, ante preguntas del público asistente, Savater señaló que en el tema de la corrupción de los gobernantes, el problema real es la impunidad.
“No vamos a evitar que haya personas que tengan la tentación de emplear mal el poder que tienen, pero podemos evitar que salgan impunes de ese ejercicio”, indicó.
Por lo tanto, expuso que a los ciudadanos les corresponde evitar que cunda el mal ejemplo de que quien no utiliza bien los poderes que se le han conferido, continúe ejerciéndolos tranquilamente, y no permitir “que parezca que la ley está hecha sólo para los pequeños, pero que los peces grandes siempre se escapan de la red”.
Añadió: “Hay que luchar contra la impunidad de la corrupción y a base de luchar contra esto iremos haciéndola disminuir… en la lucha contra la corrupción hay que estar contra la impunidad, es decir, si pasan cosas, que pasen, pero que no queden impunes”.
Ante la tentación de suprimir la enseñanza de la filosofía en el nivel bachillerato de México y de otros países, Savater cuestionó el hecho de que “vivimos en sociedades hiperpragmáticas, de un pragmatismo que se dedica sólo al estudio de los medios pero renuncia a proponer fines”.
Abundó: “Creo que es muy práctico que conozcamos los mejores medios para obtener lo que queremos, pero también es bueno que estudiemos algo para saber y para reflexionar sobre lo que queremos”.
Dijo que la filosofía forma parte de los saberes destinados a aclarar los fines, no los medios, y “por eso pasa por no ser práctica; sin embargo, a mí me parece que es muy importante; no olvidemos que la filosofía nació en el mismo lugar y en el mismo tiempo que la democracia, que en cierta medida es algo similar a la democracia; lo que ésta es en el terreno político, la filosofía lo es en el ámbito intelectual”.
Destacó la importancia del espacio que ocupa la filosofía en los temas sobre el sentido de las cosas, del destino individual y colectivo, y “si se suprime la filosofía, esas preguntas van a seguir haciéndose y van a contestarse entonces desde la superstición, las tradiciones milenaristas y los dogmas inverificables, por lo que frente a todos esos mecanismos irracionales o antirracionales, creo que es bueno ir potenciando la enseñanza de la filosofía”.

 

Comentarios