Ombudsman del DF califica de "errada" estrategia de Calderón contra el narco

miércoles, 10 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 10 de febrero (apro).- El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, consideró que la visita de Felipe Calderón a Ciudad Juárez será “inútil” si no se traduce en un cambio de estrategia en cuanto al combate contra el crimen organizado.
La estrategia en esa ciudad fronteriza ha sido “errada” hasta ahora, si se toma en cuenta el número de muertos, dijo el ombudsman capitalino.
     Entrevistado al término de la presentación del documento Entre la violencia y la indiferencia: Informe de las agresiones contra la libertad de expresión en México, González Placencia señaló que ya es momento de que el gobierno federal reflexione “sobre los males” que ha desencadenado la utilización del Ejército Mexicano en el combate al narcotráfico, y “sobre la necesidad de recomponer el tejido social en Ciudad Juárez”.
    De acuerdo con el presidente de la CDHDF, “elevar a los delincuentes a una categoría de enemigos” en la concepción de guerra contra el narcotráfico, “implicaría rebajar al Estado al nivel de delincuentes”.
    Por ello, recomendó “recuperar la vocación del derecho penal como una institución de castigo para quienes cometen delitos y, también, tener muy claro que no todo se resuelve por la vía penal”.
    El fenómeno del narcotráfico, añadió, es un fenómeno de mercado, por lo tanto “hay que comprenderlo desde esa perspectiva y cambiar la estrategia, de manera que los consumidores sean los primeros oponentes a un mercado ilegal, a un mercado que causa daños”.
    El ombudsman capitalino señaló que entre los elementos que llaman al cambio en la forma de abordar la violencia en Ciudad Juárez está el hecho de que el número de muertos que ha generado la guerra contra el narcotráfico es muy superior a las vidas. “Digamos que se habrían salvado con una estrategia mucho más inteligente en materia de salud y de prevención del consumo de drogas”, apuntó.
    Según el informe sobre agresiones a periodistas, elaborado por las organizaciones sociales Artículo 19 y Centro Nacional de Comunicación Social  (Cencos), durante los tres años del gobierno de Calderón han sido asesinados 22 comunicadores, 11 de ellos en 2009.
Al respecto, González Placencia puntualizó que los periodistas “son también víctimas colaterales” de la guerra emprendida por el gobierno federal contra el narcotráfico.
    Y reiteró la posición que ha manifestado anteriormente sobre la pertinencia de que no sea el Ejército el que encabece la lucha contra el narcotráfico: “Creemos que el Ejército no es la opción, que se pone en riesgo incluso a sus propios miembros que están preparados para otro tipo de tareas”.    
    El informe de Artículo 19 y Cencos detalla que en 2009 se reportaron 244 agresiones contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, de las cuales 109 fueron físicas o materiales y 47 amenazas.
    El documento indica que los estados donde se registró el mayor número de agresiones fue en Oaxaca (30), Veracruz (28) y Chihuahua (20), en tanto que tres homicidios ocurrieron en Durango y dos más en Guerrero.

Comentarios