Sugiere Fuentes despenalización paulatina del consumo de drogas

jueves, 11 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 11 de febrero (apro).- El escritor Carlos Fuentes se pronunció este jueves por la despenalización paulatina del consumo de drogas y demandó al gobierno federal buscar "otras maneras" de combatir al narcotráfico.
"Yo no tengo soluciones 100%, no creo que nadie las tenga, pero hay que ir pensando en la manera de ir superando este flagelo para nuestra sociedad", dijo.
    El autor de Aura y La muerte de Artemio Cruz añadió que el combate frontal contra el narcotráfico no da resultados, por lo que, dijo, "hay que pensar en otras modalidades para que se vuelva un problema no atractivo".
En la Universidad Iberoamericana, donde se reunió con rectores de Universia, Fuentes dijo que en el ataque frontal los narcos llevan las de ganar.
"Usted mata un narco, surgen dos; mata dos, surgen tres; mata tres y surgen seis, etcétera. Hay que ver otras maneras, difíciles, estoy de acuerdo, pero quizá más efectivas, para acabar con este flagelo", agregó.
Al referirse a la despenalización paulatina de las drogas, recordó que en Estados Unidos, cuando se terminó con la prohibición del alcohol, se acabaron los Al Capone, ya que "dejó de ser un negocio lucrativo y atractivo. Yo creo que si se despenaliza la droga también se acabará con los grandes capos", añadió.     Consideró que en un país inmenso como México hay que responder con grandeza a sus problemas. Por ejemplo, señaló, encontrar los recursos para atender a una población que ya no es de 20 millones.
    En su conversación con los rectores, Fuentes también habló de la importancia de que la educación básica en México sea de 10 años, y eso es algo que el Estado debe asegurar y que la sociedad tiene que exigir, agregó.
    Si se aseguran esos años, dijo, es más fácil esperar que las siguientes etapas se vayan cumpliendo. Además, advirtió que si sólo se forma una minoría, como sucede en México, "va a sufrir la sociedad, el país y el Estado".
    El escritor dijo que debe haber un matrimonio entre lo científico y lo humanista en la educación superior, y las universidades deben responder para que no se llegue a un divorcio.
    México, expresó, tiene una larga tradición humanista y empieza ya a tener la tradición tecnológica.
    De acuerdo con Fuentes, hay dos maneras de aprender: Memorizar, que no le sirve a nadie, porque es una estampilla que se quita y ya no sirve, y aquella en la que el maestro da al alumno la oportunidad de tener iniciativa y de pensar.