El problema del horizonte

lunes, 15 de febrero de 2010

MÉXICO D.F., 10 de febrero (apro).- En el ajedrez computarizado y en general, en la Inteligencia Artificial (IA), existe algo que se llama el problema del horizonte y/o de la ramificación.

Por ejemplo, supongamos que queremos describir un salón de clases. Podemos empezar por decir que tiene cuatro paredes, ventanas, pupitres y pizarrón. ¿Es eso suficiente? Quizás podemos dar una mejor descripción: las paredes son de tabiques rojos/naranjas, los pupitres son blancos. El pizarrón es blanco y no usa gises, sino plumones para pintar en él... Ahora sí. ¿Es suficiente? Probablemente sí, o quizás no. Todo dependerá de lo que queremos describir y hasta dónde queremos llegar.

Dicho de otra manera, podemos seguir describiendo el salón de clases (nuestro ejemplo) de manera que cada vez sea más certera nuestra definición específica de ese lugar. El problema se puede volver inmanejable.

Ahora pensemos en el ajedrez: Hay veces en que el cálculo de variantes, particularmente entre seres humanos, tiene una limitación. Eso es el problema del horizonte. ¿Hasta dónde podemos ver más allá de la posición que estamos analizando? ¿Cuántas jugadas adelante hay que analizar? ¿Bastan tres, cuatro, quizás cinco? Bueno, todo dependerá de muchos factores, en particular la naturaleza de la posición que tenemos frente a nosotros.

Pues bien, en el torneo FIDE 146 jugué contra Efraín Esquivel, jugador con el que he tenido un buen score desde la primera vez que jugué con él. La partida fue así:

Esquivel Revilla, Efrain - Lopez Michelone, Manuel

FIDE 146

Gambito Bënko

  1. 1.                          d4 Cf6 2. c4 c5 3. d5 b5 4. cxb5 a6 5. bxa6 Axa6 6. Cc3 d6 7. e4 Axf1 8. Rxf1 g6 9. Cge2 Ag7 10. Tb1 mi rival siempre juega esta línea contra el Bënko. Con los años se ve que ha seguido viendo algunas mejoras, pero en mi opinión, las negras en esta línea tienen una posición cómoda por el peón. Hace unos años Revilla me jugó aquí 10. f3 Cbd7 11. Ae3 O-O 12. Dd2 Ce5 13. b3 c4 14. b4 Cd3 15. Tb1 Cd7 16. Cd4 C7e5 17. h3 Ta3 18. Rg1 Cxb4 19. Cdb5 Txc3 20. Cxc3 Da5 21. Ad4 Cbd3 22. De3 e6 23. a4 f5 24. exf5 exf5 25. Tb5 Dd8 26. Rh2 Te8 27. Dg1 Dh4 28. Axe5 Cxe5 29. Df1 Cg4+! 30. fxg4 Ae5+ 31. Rg1 Axc3 32. Dxc4 Re1+ 33. Rh2 Ae5+ 0-1 Esquivel Revilla,E (2129)-López Michelone,M (2086)/Club Mercenarios 2004. 10... Ca6 11. g3 O-O 12. Rg2 Db6 13. Ae3 parece más sensata 13. b3 Cc7 14. f3 e6 15. dxe6 fxe6 16. Ae3 Dc6 17. Dd2 d5 18. exd5 exd5 19. Af4 d4 20. Ca4 Cfd5 21. Thf1 Ce6 22. Tf2 d3 23. Cg1 Cexf4+ 24. gxf4 Cxf4+ 25. Rh1 Ad4 26. Tff1 Ce2 0-1 Gross,R-Benko,P/Aspen 1968. 13... Cg4 14. Dd2 Cxe3+!?, ya no estoy tan seguro del cambio. Suena atractivo y natural deshacerse del alfil de casillas negras, así no hay antagonista para el alfil negro de la gran diagonal, pero quizás 14. ... Ce5 resulta más temático, con la idea de Da6 Cd3 y/o c4 y las negras deben tener una buena posición. 15. Dxe3 Cb4 16. a3 Cc2 17. Dd2 Cd4 18. Cxd4 cxd4? si no mala, dudosísima al menos. Era mejor capturar con el alfil y mantener la presión sobre el flanco dama. Jugando así las blancas obtienen dos peones libres. 19. Ce2 e6 20. Thd1! exd5 21. exd5 Dc5 22. Cxd4 Dxd5+ 23. Cf3 Dxd2 24. Cxd2 y ahora es claro que las negras deberán luchar por las tablas. No hay muchas maneras de intentar ganar. Los peones blancos pueden ser muy peligrosos 24. ... d5! así el caballo no se posiciona fácilmente en el centro. 25. Cb3 Tfb8 26. Td3 Ta4 27. Rf3 Tc4 28. Cd2 Tc2 29. b4 la actividad de las piezas negras compensa aún la desventaja del peón. Pero el negro debe seguir buscando jugar activo, para no terminar perdiendo el final. 29. ... Ac3 30. Re2 d4! 31. Rd1 Ta2 32. Tb3 Te8! sorprendentemente las piezas negras están más activas, colocadas en posiciones más agresivas. El alfil de c3 está molestando y el peón en d4 sirve como cuña para mantener todo el tinglado. 33. b5! si las blancas ni tuviesen este recurso, probablemente estarían muy inferior. 33. ... Ta1+ 34. Rc2 y esta es la posición de interés.

 

Aquí las negras podrían jugar 34. ... Tee1!?, intentando quizás buscar una red de mate contra el monarca blanco. ¿Qué jugaría aquí usted? Hay que ser cuidadoso porque si no se gana, las negras estarían irremediablemente perdidas

Aquí jugué 34 ... Ta2+ (34... Tee1!? era muy interesante... Aquí mi contrario me dijo que pensaba jugar 35. Tb1 (35. Tdxc3! Tec1+ 36. Rd3 Txc3+ 37. Txc3 dxc3 38. Rxc3 Txa3+ 39. Rb4 Ta2 40. Cc4+/- y las negras tendrían que luchar por las tablas. Pero después de 35... Ta2+ 36. Rb3 Txb1+ 37. Cxb1 Tb2+ 38. Rc4 Txb1 Fritz indica que las negras tienen posición ganadora. Obviamente está lejos de mi capacidad analizar esta alternativa hasta la 40 para decidir que se podía ganar. Una vez más, el problema del horizonte) 35. Rd1 Ta1+ 36. Rc2 Ta2+ Como no me quedaba clara la variante 34. ... Tee1, decidí repetir jugadas. 1/2-1/2

Comentarios