Detienen en Guanajuato a jefe policiaco por ligas con "La Familia"

martes, 16 de febrero de 2010

LEON, GTO., 16 de febrero (apro).- El jefe de grupo de la Policía Ministerial en Cortazar, Octavio Arredondo Trujillo, así como una de sus agentes, Gabriela Fuentes Arreguín, fueron detenidos y consignados ante la Procuraduría General de la República (PGR) por sus presuntos vínculos con una célula de La Familia Michoacana.
    Los policías fueron señalados directamente por dos integrantes de ese cartel detenidos por la venta de drogas en Cortazar y los municipios aledaños, según reconoció hoy el procurador de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre.
    Los sicarios Rafael Tierrablanca Valadez y Ernesto Higinio Marín Reséndiz fueron aprehendidos por la misma Procuraduría de Justicia con armas y drogas, luego de que un narcomenudista los identificó como sus distribuidores.
    Ambos confesaron trabajar para La Familia y son señalados como cómplices en el secuestro del empresario y exalcalde de Acámbaro, Jorge Núñez, quien fue plagiado a mediados de septiembre pasado y liberado semanas después a cambio de varios millones de pesos.
    Según su declaración, el comandante Octavio Arredondo recibía por lo menos 10 mil pesos al mes a cambio de permitir a esta célula de La Familia Michoacana operar en la zona. Este grupo también entregaba dinero a la agente ministerial Gabriela Fuentes.
    El procurador Zamarripa Aguirre admitió hoy que el área de Asuntos Internos de la PGJE inició una investigación a partir de las declaraciones de los narcotraficantes detenidos, y al existir “un señalamiento directo” hacia el comandante y su subalterna, éstos fueron detenidos y consignados al Ministerio Público Federal.
    “Los pusimos a disposición de la PGR”, anunció el titular de la PGJE.
   

Comentarios