Senado exige a Calderón evitar violencia en Cananea

martes, 16 de febrero de 2010

MÉXICO, DF, 16 de febrero (apro).- Luego de un ríspido debate, el Senado aprobó un punto de acuerdo en que se solicita al presidente Felipe Calderón y al gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés Elís, su intervención para que se evite la violencia y se respeten los derechos humanos de los mineros de Cananea.
El punto de acuerdo, promovido por el Grupo Especial que encabezó el senador Arturo Núñez, del PRD, cita a comparecer al secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, y al titular del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, y demanda la revocación de la concesión minera ante la posibilidad de la violencia.
En tribuna, Núñez relató que a raíz de que un juez negara, el pasado 11 de febrero, el amparo a los trabajadores de la sección 65 del sindicato minero, y con ello se ratificó el despido de mil 500 empleados de Cananea, “es factible que la empresa pida la intervención de la policía”.
El senador Ricardo Monreal, del PT, provocó una airada reacción de la bancada del PAN cuando acusó al Ejecutivo federal y al Poder Judicial de favorecer a la empresa Grupo México desde el inicio del conflicto.
“México está de luto por este tipo de resoluciones judiciales. En 1963 se intentó aplicar, pero nunca en la historia del país se ha dado por terminada una relación laboral”, afirmó.
A su vez, el senador del PRD, Graco Ramírez, argumentó que la empresa Grupo México ha tenido una posición intransigente también en las minas de Zacatecas y Taxco.
También el senador priista Alfonso Elías Serrano, de Sonora, expresó su solidaridad a los trabajadores del sindicato e hizo un llamado a la mesura.
Los integrantes del sindicato minero denunciaron en días pasados al Estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la violación al debido proceso legal y en perjuicio de mil 500 mineros de Cananea, luego del cierre definitivo del litigio laboral.

mav

Comentarios