Comunidad gay alista protesta frente a la casa del gobernador de Guanajuato

miércoles, 17 de febrero de 2010

LEÓN, GTO., 17 de febrero (apro).- La comunidad gay en esta ciudad anunció hoy que realizará una manifestación frente a la casa del gobernador Juan Manuel Oliva, en protesta porque el funcionario decidió sumarse a la embestida panista contra las bodas entre personas de un mismo sexo en el Distrito Federal.
    “¿Por qué no (protestar) en su casa si él está violando nuestros derechos, nuestra intimidad, entonces por qué no hacer lo mismo?”, señaló Gerardo Villanueva, locutor de radio que conduce un programa dirigido a la comunidad gay en una radiodifusora de esta ciudad.
    Villanueva es uno de los conductores del programa “Suite 41, por el gusto de ser”, mismo que aborda la temática gay con especialistas, médicos e invitados, y en el que se ha hablado ya sobre la adopción y el matrimonio entre homosexuales.
    El locutor advirtió que desde este espacio radiofónico se haría una convocatoria para manifestarse afuera de la casa del gobernador Oliva Ramírez.
    “¿Por qué no convocar a la comunidad gay a hacer una marcha contra lo que están haciendo estas personas? Ante todo no dejamos de ser hombres y mujeres… muchos estamos en desacuerdo con esta controversia, entonces iremos a decir: ‘aquí estamos, a favor de nuestros derechos’”, advirtió.
    Mientras que Fidel Negrete Vázquez, dirigente del Movimiento Colectivo León Gay, acusó a Oliva de confundir “la Constitución con la Biblia”, y de obedecer a una consigna del arzobispo José Guadalupe Martín Rábago.
    Oliva se convirtió “en un títere de la Arquidiócesis de León”, acusó Negrete, quien también calificó la decisión del gobernador como una forma de pasar “por encima del Estado laico”, que frena y entorpece el reconocimiento social de los derechos ciudadanos de los homosexuales.
    Ambos coincidieron en la idea de alistar una protesta masiva “esta misma semana” ante la casa del gobernador.
    Guanajuato fue el primero de los cinco estados gobernados por el Partido Acción Nacional que decidió impugnar ante la Corte las reformas aprobadas en la Ciudad de México. Posteriormente lo hicieron los mandatarios de Jalisco, Tlaxcala, Sonora y Morelos.
    Según reveló hoy en la capital del estado el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, y coordinador de la bancada panista, Gerardo Trujillo, el gobernador interpuso la controversia el lunes pasado, aunque fue hasta la noche del miércoles cuando se dio a conocer esta decisión en un escueto comunicado de prensa.
    Trujillo aclaró que ni la bancada panista ni la Legislatura guanajuatense prevén en la agenda acompañar al Ejecutivo en esta medida ante la SCJN, o realizar reformas al Código Civil relacionadas con los temas de matrimonios gay o adopción.
    Reconoció que esta decisión corresponde “a una acción de gobiernos del Partido Acción Nacional, así es”, pero insistió en que el Congreso no tiene intenciones de acompañar al Ejecutivo en este proceso, pero estará atento a la resolución que emita la Suprema Corte al respecto.
    Por su parte, la presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, la magistrada Raquel Barajas Monjarás, dijo desconocer los términos en que fue presentada la controversia por el gobernador guanajuatense, “probablemente como tercero interesado, pero no lo puedo afirmar”.
    Aunque aclaró que ante cualquier duda o ausencia de legislación que afecte a un menor, “siempre debe recurrirse al interés superior del niño; es una regla que debe prevalecer siempre”.
    En tanto el comité estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) emitió un pronunciamiento en el que califica la controversia interpuesta por el Ejecutivo como “una postura retrógrada, un acto de intolerancia y una cerrazón ante la realidad social por parte de los gobiernos panistas”.

Comentarios