Reclamos y protestas a Calderón en su regreso a Juárez

miércoles, 17 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 17 de febrero (apro).- En medio de un aparatoso cordón de seguridad y de protestas callejeras, el presidente Felipe Calderón volvió a Ciudad Juárez, Chihuahua, donde encabezó una reunión de trabajo con diferentes sectores de la sociedad juarense.
En su discurso, Calderón admitió que hay razones para que los ciudadanos desconfíen de los políticos, pero dijo que se necesita una sociedad fuerte para vencer a la delincuencia.
“La única manera de vencer a la delincuencia y de fortalecer el tejido social, sin el cual no será posible resolver la problemática de Juárez, es contar con una sociedad fuerte y participativa que nos exija y denuncie a las autoridades y, por supuesto, que supervise lo que hagamos las autoridades”, puntualizó.
En el hotel Camino Real, donde este miércoles se realizó el encuentro, fue reforzado el filtro de seguridad. Incluso, el ingreso al recinto fue selectivo porque se prohibió el acceso a “personas incómodas”, como la defensora de derechos humanos, Cipriana Jurado, o el diputado del PRD, Víctor Quintana, quien tenía proyectado entregar una carta con 10 propuestas para combatir la inseguridad pública, que incluye un mando civil del Operativo Chihuahua.
Durante el encuentro "Todos somos Juárez, reconstruyamos la ciudad", en el que manifestó que el plan de acción contra la inseguridad en Juárez debe ser integrado y debe multiplicar lo que puede hacer cada uno de los gobiernos (federal, estatal y municipal), Calderón designó a tres representantes en el municipio y anunció que volverá en un par de semanas para continuar la evaluación de la situación.
Nombró a Abelardo Escobar, secretario de la Reforma Agraria, como su representante, pero también encargó la responsabilidad a Luis H. Álvarez, exlíder nacional del PAN , y a su coordinador de asesores, Antonio Vivanco.
De acuerdo con el Ejecutivo, el programa de acción contra la inseguridad “no puede ser un programa sólo del gobierno, como no es una problemática sólo del gobierno o sólo del alcalde o sólo del gobernador o sólo del presidente lo que ocurre en Juárez, es una problemática de todos y todos nos necesitamos para resolverla”.
    El primero en abrir la ronda de oradores fue el alcalde juarense, José Reyes Ferriz, quien manifestó que la participación ciudadana no se da por decreto, sino con base en la confianza, y ésta sólo se gana escuchando a la gente.
“Hoy la ciudadanía hace planteamientos que tienen que ser atendidos, no los podemos dejar”, dijo.
Y mientras se desarrollaba el encuentro para continuar el diálogo que permita la definición de una estrategia integral contra la inseguridad y la violencia en Ciudad Juárez, al menos un centenar de personas de varias organizaciones sociales se manifestaron afuera del hotel Camino Real, donde un gran número de policías federales con equipo antimotines se plantó para resguardar la sede.
De acuerdo con reportes de las autoridades, en el contingente había miembros de la comunidad mormona de LeBarón, así como del Movimiento Resissste, además de grupos estudiantiles, simpatizantes del PRD y habitantes de la colonia Villas de Salvárcar.
Por separado, el Colegio de Médicos y Cirujanos protestaron por el alto índice de secuestros y extorsiones. Y la Cámara de Comercio y Turismo, así como asociaciones de empresarios, vendedores de autos, ferreteros, empleados de farmacias, casas de cambio y varios organismos más, dieron a conocer que por las declaraciones del secretario de Seguridad, Genaro García Luna, se notaba la ignorancia del gobierno federal en el tema.
Además, acusaron que con motivo de la visita del Ejecutivo federal para revisar la estrategia de seguridad que habrá de aplicarse en la ciudad fronteriza, las autoridades se dedicaron desde hace varios días a colocar retenes por toda la ciudad, revisando físicamente a hombres, mujeres y niños, y se han presentado abusos contra algunas mujeres, ya que son revisadas hasta de los senos y glúteos.
Antes de su arribo a la entidad chihuahuense, el presidente se reunió con Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, con quien comentó las acciones que su gobierno desarrolla para fortalecer la seguridad y el tejido social en Ciudad Juárez, así como la relevancia de la cooperación binacional en los esfuerzos por combatir al crimen organizado en ambos lados de la frontera.

Comentarios