Forenses destituidos por caso Beltrán Leyva exigen su reinstalación

jueves, 18 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 18 de febrero (apro).- Tres de los seis exauxiliares del Servicio Médico Forense (Semefo) del estado de Morelos que fueron despedidos por manipular presuntamente la escena del crimen donde cayó abatido Arturo Beltrán Leyva "El Barbas", en diciembre del año pasado, solicitaron hoy la intervención del Congreso del estado, para lograr su reinstalación.
    Andrés Barrera Valerio, Víctor Hugo Reyes Cruz y Héctor Manuel Reyes Cruz, quienes fungían como “preceptores” (auxiliares del médico forense), se entrevistaron con el diputado del PRD y presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del estado, Fidel Demédicis, a quien le pidieron que interceda por ellos para que vuelvan a su trabajo.
    El legislador se comprometió a gestionar ante el pleno del Congreso local que la emisión de un exhorto al gobernador del estado, Marco Antonio Adame y la Procuraduría General de Justicia de Morelos para que los exauxiliares recuperen su fuente de ingresos.
    Después de la reunión, los extrabajadores ofrecieron una conferencia de prensa en la que negaron haber manipulado la escena.
Recordaron que cuando arribaron al lugar de los hechos la escena ya había sido manipulada y el cadáver de Beltrán Leyva tenía los pantalones a la altura de las rodillas.
Asimismo, revelaron que antes de salir del edificio en que murió el líder del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, elementos de la Procuraduría General de Justicia del estado les ordenaron despojarse de sus playeras que los identificaban como miembros del Semefo.
“No se le quitó la ropa a ningún cuerpo, cuando nosotros llegamos al lugar ya el cadáver estaba con el pantalón abajo, a nivel de las rodillas, de hecho a nosotros hasta se nos hizo extraño que sea el único cadáver que estuviera con los pantalones abajo y los otros tres de adentro del departamento estuvieran vestidos", expresó Barrera Valerio.
Por su parte, Reyes Cruz añadió que las fotografías difundidas por la prensa en las que se expone el cuerpo del capo con billetes encima, tampoco fueron tomadas por ellos.
"Ya estaba manipulado, así como se ve (…) en ningún momento nosotros tomamos fotografías, nosotros nunca llevamos, no transportamos una cámara, siempre ha sido así, no podemos sacar las fotografías", reveló

Comentarios