Legisladores impulsan restauración total de relaciones con Cuba

viernes, 19 de febrero de 2010

LA HABANA, 19 de febrero (apro).- Senadores y diputados de los siete partidos políticos con representación en el Congreso mexicano consideraron hoy aquí que su presencia en Cuba, con motivo de la XI Reunión Interparlamentaria, logrará “pavimentar” el camino para una posible visita –el tercer intento en menos de un año-- del presidente Felipe Calderón Hinojosa a la isla.
Una treintena de legisladores de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento) y del Congreso de México iniciaron este viernes los trabajos de la XI Reunión Interparlamentaria de ambos países, y se pronunciaron por el restablecimiento “total” de las relaciones entre ambas naciones.
En sus discursos de inauguración, cuatro legisladores mexicanos fueron insistentes en exhortar al presidente de México, Felipe Calderón, a lograr, “lo más pronto posible”, relaciones plenas entre los dos países y romper todas las barreras que se hayan levando.
“Estoy seguro que aquí todos los parlamentarios mexicanos, de todos los grupos parlamentarios del Senado de la República y de la Cámara de Diputados tenemos la convicción de que las relaciones de América Latina y del Caribe pasan necesariamente por Cuba.
“Esperamos que esta reunión que hoy iniciamos sirva de preámbulo del total y pronto restablecimiento integral de las relaciones entre los gobiernos de nuestros respectivos países”, insistió el senador perredista Carlos Navarrete en su discurso de inauguración.
Dijo que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) prepara una posible visita del presidente Felipe Calderón a Cuba. Celebró el anunció y subrayó que la visita de la delegación del Congreso de la Unión pretende “pavimentar el camino” de ésta, pues, agregó, el Poder Legislativo mexicano tiene responsabilidades, particularmente el Senado, en materia de política exterior y debe de ejercerlas.
El presidente del Senado de la República, Carlos Navarrete,  insistió que uno de los objetivos del viaje de los legisladores mexicanos a tierras cubanas es facilitar que “las relaciones plenas entre los países pronto lleguen”; así lo desean muchísimos mexicanos, así lo pretenden todas las fuerzas políticas mexicanas, añadió.
En un discurso lleno de halagos para Cuba, el senador Navarrete remató: “Somos partidarios de profundizar la amistad con Cuba y con su pueblo, somos políticos que tenemos nuestras propias ideas y perspectivas sobre México y el mundo, pero todos somos mexicanos patriotas, hombres y mujeres, que vemos en Cuba un ejemplo de resistencia, un ejemplo de lucha contra la adversidad y un ejemplo, también, de patriotismo.”
Con un tono parecido, el senador panista César Leal Angulo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, aseguró que, los mexicanos y los cubanos, no tenemos rangos que poner en la competencia, ni recelos que obliguen a previsiones ajenas. “Simplemente tenemos los lazos misteriosos, irreductibles, que los hermanos seguimos”, añadió.
“Eso es queridos diputados y senadores mexicanos, reiniciar el juego en un nuevo paradigma, la diplomacia de la confianza que se inspira en el camino que nos regresa a la casa común de América, llenos de esperanza, para abordar la alegoría, hermanos multillizos (sic), entre los que nadie pontifica su solución, pero hacemos de todos el derrotero que cada uno escogió.
“Subirnos al tren en el que iniciamos el proceso de nuestra maduración, un punto de partida semejante de que no para la historia, con la consideración incontrovertible de que al cariño no le puede enseñar nada la globalización”, señaló puntual.
El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, el petista Porfirio Muñoz Ledo, no se quedó atrás en los exhortos al jefe del Ejecutivo federal para que restablezca relaciones plenas con Cuba, y propuso “buscar los caminos, los caminos concretos, los caminos cotidianos”, pero también “los caminos institucionales para ir rompiendo todas las barreras que se hayan levantado en nuestras relaciones”.
“Venimos, en suma, a reanudar en serio este antiguo y este ancestral abrazo marítimo”, concluyó el exembajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
En representación del PRI, el diputado Jorge Carlos Ramírez pidió remontar “sobresaltos” y alentar los términos de un intercambio enmarcado en la relación de respeto irrestricto entre dos naciones hermanas, maduras y siempre dueñas de sus propias decisiones.
En su momento, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y el presidente del Grupo Parlamentario de Amistad Cuba-México e historiador de la ciudad de La Habana, Ricardo Alarcón y Eusebio Leal, respectivamente, agradecieron la presencia en la isla de una delegación mexicana de “elevada jerarquía política”, que es, aseguraron, representativa del conjunto de la sociedad y la nación mexicana.
Durante dos días, los legisladores cubanos y mexicanos analizaran las relaciones entre ambos países y de sus parlamentos, abordarán el cambio climático, la situación política internacional, la crisis económica internacional y su impacto en América Latina y el Caribe, y la situación de los cinco cubanos presos en Estados Unidos acusados de espiar para La Habana.

Comentarios