Diputado racista se dice víctima de venganza política

martes, 2 de febrero de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 2 de febrero (apro).- El diputado federal del PRD, Ariel Gómez León, afirmó que el “linchamiento mediático” de que ha sido objeto desde que se divulgaran sus comentarios xenófobos hacia los haitianos, es producto de una “venganza política” de sus “enemigos”, que sólo quieren “joder”.
    En una entrevista publicada la revista local Código Sur que salió a circulación este martes, Gómez León, conocido como El Chunko, se quejó del encono que se desató en su contra, pese a que ha ofrecido disculpas públicas “por todos los espacios habidos y por haber”.
La semana pasada, el ahora exlocutor de radio y legislador por el PRD, dijo que los haitianos eran unos “negro abusivos” y que –como todos se parecían-- habría que marcarlos con una tinta indeleble blanca para no repetirles las ayuda.
Este martes, en Código Sur, el legislador federal, quien ayer anunció que padece de cáncer y que estará ausente durante el actual periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados, lamentó que “desafortunadamente por una cosa mala” lo hayan enjuiciado públicamente, y admitió que tendrá que “empezar de nuevo” en su vida. “Y si hay que renunciar, renuncio; por lo pronto ya renuncié a la radio”, indicó.
El locutor, quien sin dejar nunca la cabina de radio hizo carrera política al amparo del actual gobernador del estado, Juan Sabines Guerrero, insistió que los tuxtlecos entendieron su “broma” porque siempre entre la tragedia se burlan de ella, pero “los de afuera” no entendieron y lo siguen linchando mediáticamente.
El Chunko, quien fue calificado el año pasado por Sabines Guerrero como “un ejemplo de vida”, dijo que la idea clara contra su persona “es de sólo joder”, e insistió que sus “enemigos políticos” ahora están “felices” con su desgracia. Sin embargo, reiteró que él ha insistido que no fue con dolo su comentario, sino que todo fue una broma.
Insistió que un micrófono “quedó al aire”, a la hora de ir a una pausa y empezó a bromear con sus compañeros de la cabina. Sin embargo, el audio que empezó a circular desde el viernes pasado reveló que el legislador lo dijo al aire, sin rubor alguno, en medio de carcajadas de sus patiños.
En este contexto, el obispo de San Cristóbal de Las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, consideró que los comentarios racistas del diputado del PRD, Ariel Gómez, son una muestra del racismo imperante en Chiapas en contra de la mujer, de los indígenas y los campesinos.
“Ojalá que este hecho nos haga pensar a todos, que este es un problema muy generalizado todavía. Nosotros lo vemos como Iglesia, con dolor, que hay todavía mucha gente; nuestras sociedades que todavía discrimina a los indígenas, sólo por el hecho de ser indígenas, cuando valen lo mismo que cualquier otra persona”, declaró.
En Chiapas, pese al escándalo que provocaron las declaraciones de El Chunko --salvo Cuarto Poder y el Diario de Chiapas--, todos los medios de comunicación locales se abstuvieron de difundir la noticia. Sin embargo, en blogs y redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube y otros espacios electrónicos en internet el legislador perredista ha sido exhibido ampliamente como una persona xenófoba.
    De acuerdo con la Ley Federal de Radio y Televisión, el locutor violó el artículo 5, que establece la obligación de reafirmar “el respeto a los principios de la moral social, la dignidad humana y los vínculos familiares; evitar influencias nocivas o perturbadoras al desarrollo armónico de la niñez y la juventud; contribuir a elevar el nivel cultural del pueblo y a conservar las características nacionales, las costumbres del país y sus tradiciones, la propiedad del idioma y a exaltar los valores de la nacionalidad mexicana; y fortalecer las convicciones democráticas, la unidad nacional y la amistad y cooperación internacionales”.
El 3 de abril del 2009, el gobernador Juan Sabines publicó en el Periódico Oficial del estado el decreto 208 que contiene la Ley que Previene y Combate la Discriminación en Chiapas.
En el capítulo VI de la citada ley se habla de las “conductas discriminatorias en razón de su origen étnico, nacional o regional de las personas”; y en el se encuentra el artículo 20 que en su fracción XVIII refiere que se considera “conducta discriminatoria “ofender, ridiculizar, hostigar, rechazar, difamar o promover la violencia en su contra a través de mensajes e imágenes en los medios de comunicación”.

Comentarios