La SEP no está subordinada al SNTE: Lujambio

lunes, 22 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 22 de febrero (apro).- La Secretaría de Educación Pública (SEP) analiza hacer un reclamo específico o enviar una nota diplomática al relator especial sobre el Derecho a la Educación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vernor Muñoz, por opinar sobre la situación de la educación en México, sin antes intercambiar puntos de vista con esa dependencia.
    El titular de la SEP, Alonso Lujambio, dijo que expresó personalmente su extrañeza al funcionario de la ONU por el “gesto poco atento”, y rechazó que la SEP esté subordinada al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
     El pasado jueves 18, Vernor Muñoz calificó la relación del SNTE y la SEP de “simbiosis atípica”, toda vez que la organización gremial, agregó, interviene en las decisiones que sólo deben estar a cargo de la dependencia federal.
“La simbiosis atípica obedece a una coyuntura política, (porque) el SNTE tiene una función sindical, pero es una fuerza política indudable, con un peso significativo en el sistema educativo”, expresó.
    Tras encabezar la ceremonia de Toma de Protesta y Abanderamiento del XVI Encuentro Nacional de Bandas de Guerra y Escoltas de los Institutos Tecnológicos, Lujambio aclaró que la SEP mantiene un diálogo permanente, interlocución y compromiso con los actores del sistema educativo, entre los que la agrupación sindical de los maestros es protagonista privilegiada.
Afirmó que el gobierno mexicano, y en particular la SEP, son respetuosos de las opiniones del relator, aunque a su juicio existe un desequilibrio expresado en sus conclusiones por no haber tenido el punto de vista de la secretaría del ramo, lo que sesgó sus opiniones sobre la situación de la educación.
El titular de la SEP refirió que luego de que el funcionario de la ONU ofreciera una rueda de prensa, en la que emitió sus conclusiones preliminares sobre el estado de la educación en México, en una reunión privada le expresó su extrañeza.
El extrañamiento, agregó, lo hizo de forma respetuosa, pero enérgica, por no haber esperado hasta escuchar todas las voces del sector, en particular el de la Secretaría de Educación Pública.
Somos "muy respetuosos del señalamiento crítico, pero también creemos que justipreciar, que valorar sus opiniones a la luz del intercambio de puntos de vista es una obligación de todo relator de la Organización de las Naciones Unidas", insistió.
De acuerdo con Lujambio, pidieron al funcionario de la ONU que hiciera públicas sus conclusiones después de reunirse con él, pero el relator no accedió a esa petición.
"Creo que (sus conclusiones) no están suficientemente balanceadas, porque un relator debe escuchar en todo momento todas las voces para llegar a cualquier conclusión", puntualizó.
En consecuencia, dijo, sus opiniones son atendibles y sus críticas deben ser escuchadas, "aunque están ajenas a un balance, a una ponderación que pudo haber realizado a partir del intercambio de puntos de vista con la SEP, concretamente con el señor secretario".

Comentarios