"Resonancias"

lunes, 22 de febrero de 2010

MÉXICO D.F., 17 de febrero (apro).- Héctor Mendoza continúa sorprendiéndonos con la frescura e inteligencia de sus textos, su autodefinido teatro de ideas. Ejemplo de ello es una de sus obras más recientes: Resonancias, que actualmente se presenta bajo su dirección en el Teatro Santa Catarina de la UNAM, hasta el 28 de marzo.

Se trata de una divertida comedia en dos partes, escrita en 2009, que muestra en escena las motivaciones egoístas de tres amigos, a través de la presencia fantasmal de uno de ellos, quien les reclama las actitudes que tuvieron con él en vida, que no haya evitado su suicidio y que uno de ellos se casara con la que fue su novia.

La “amistad” es el tema central de esta puesta en escena, en la que además el maestro Mendoza vuelve a abordar de manera tangencial el tema de las realidades alternas que de diferentes formas ha tocado en algunas de sus obras más recientes.

Resonancias es una crítica ácida a las relaciones de amistad y los múltiples intereses y egoísmos que giran en torno a ella. “Es --afirma el autor-- la historia del bochornoso final de una amistad larga que ha dado ya de sí. Porque toda amistad comienza de manera idílica.

“Un amigo es un ser humano que nos parece nos es afín en todo sentido y que estará ahí a nuestro lado, en las buenas y en las malas, fidelísimamente y por tiempo indefinido. Cuando, tarde o temprano, termina tal amistad, es porque ha sobrevenido el desencanto de todo aquello que, tardíamente, nos damos cuenta, estaba sólo basado en intereses puramente personales de cada quien”, comenta el autor y director.

El escenario es un espacio totalmente vacío de objetos, sin ninguna parafernalia escenográfica --como le gusta a Mendoza-- sin más sustento que la luz y la actuación de un grupo de jóvenes actores de la Facultad de Filosofía y Letras, alumnos de la cátedra de actuación de Mendoza, para quienes escribió esta obra.

A pesar de algunos desniveles de actuación entre ellos, los jóvenes histriones dejan entrever un gran potencial, resultado de las enseñanzas de Héctor Mendoza, quien sin duda sigue siendo uno de los principales maestros de actuación en nuestro país, mentor de varias generaciones de treateros que han destacado en la escena nacional.

Las actuaciones están a cargo de Francisco Buenrrostro, Pablo Castel, Paulina Figueroa, Antonio Guadalupe, Michelle Rogel y Vicente Segura. La iluminación es de Gabriel Pascal, asistencia en movimiento escénico de Marcela Aguilar, música original de Rodrigo Mendoza y diseño de maquillaje y peinados de Carlos Guízar.

Las funciones se realizan jueves y viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas.

Comentarios