Sin avances, la investigación del homicidio de Armando Chavarría

lunes, 22 de febrero de 2010

CHILPANCINGO, Gro., 22 de febrero (apro).- A seis meses de la ejecución del diputado perredista, Armando Chavarría, quien antes de su muerte encabezaba  el Congreso estatal, legisladores locales y familiares exigieron a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) celeridad en las investigaciones.
Según el vicepresidente del Congreso local y coordinador de la fracción perredista, Celestino Cesáreo Guzmán, hasta ahora ha sido evidente que las autoridades ministeriales han realizado "una investigación errática porque la investigación se ha centrados en dos líneas: la pasional y la del círculo de amistades del finado".
En tanto, el presidente del Congreso, el diputado priista Héctor Vicario, dijo que los legisladores seguirán demandando a la PGJE el esclarecimiento del asesinato de Chavaría, que "está inscrito en los anales de la vergüenza, de la cobardía y el aparente vencimiento del evangelio de la violencia sobre la razón".
En un acto oficial llevado a cabo este lunes en la sede del Poder Legislativo en esta capital, el coordinador de los diputados perredistas, Celestino Cesáreo, aseguró que la ejecución de Chavarría conmocionó a la sociedad y hundió a la izquierda en una crisis en la entidad.
"Si vemos quién se beneficio con este magnicidio, podremos encontrar indicios de los responsables", expresó.
Recordó que Chavarría fue ultimado la mañana del 20 de agosto pasado, afuera de su domicilio en esta capital cuando ocupaba la presidencia del Congreso de Guerrero y era considerado el aspirante natural a la gubernatura, situación que "indudablemente" convierte este homicidio en "un crimen político", aseguró.
"Quienes decidieron su artero asesinato quisieron que el mensaje que mandaban a la sociedad quedara bien claro. Fue asesinado a las puertas de su casa, con armas reglamentarias, y no olvidaron darle el tiro de gracia. Sus asesinos materiales e intelectuales querían intimidar a la ciudadanía, decirle que sobre cualquier otro poder, ellos deciden quién vive y quién muere en Guerrero", sentenció Cesáreo Guzmán.
En su intervención, la esposa de Chavarría, Martha Obeso, señaló que este crimen es una muestra de que el autoritarismo, la violencia, los poderosos intereses que han hundido a Guerrero en la pobreza, el atraso y la injusticia "no se dejan detener por un voto", y llamó a evitar que el olvido se haga cómplice de la impunidad.
En un pasillo de la sede del Legislativo se instaló una muestra fotográfica que recoge escenas del crimen, el sepelio y las manifestaciones de protesta que generó el asesinato de Chavarría.
En días pasados, el gobernador Zeferino Torreblanca  anunció que las autoridades ministeriales presentarán un informe sobre el caso antes de que concluya este mes.

Comentarios