Pide la CNDH aplicar medidas cautelares a familias evangélicas de Chiapas

martes, 23 de febrero de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 23 de febrero (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos  (CNDH) solicitó al gobernador Juan Sabines la aplicación de medidas cautelares para varias familias de los municipios de Huixtán, Zinacantán y San Cristóbal de las Casas, que profesan la religión evangélica.
De acuerdo con la CNDH, las víctimas de la intolerancia religiosa han sido obligadas a abandonar sus lugares de origen, ya que peligra su integridad física y su libertad, además de que sus domicilios y pertenencias están expuestos a sufrir daños.
En un comunicado, el organismo de derechos humanos manifestó que en virtud de que los hechos señalados por los quejosos pudieran constituir violaciones a sus derechos humanos, solicitó al titular del Poder Ejecutivo de Chiapas la aplicación de medidas cautelares “para evitar la consumación de hechos de difícil o imposible reparación”.
Sin prejuzgar sobre la legalidad de los hechos, motivo de las quejas, la CNDH hizo la petición al mandatario estatal con base en lo dispuesto en su reglamento interno.
La intolerancia y la persecución por motivos religiosos, agregó, son todavía prácticas muy frecuentes en nuestro país, especialmente en comunidades indígenas cuyos pobladores profesan distintas creencias.
“Conciliar el ejercicio diario de la observancia de la ley nacional con medidas que eliminen la intolerancia y la discriminación religiosas promoverá no sólo la comprensión y el respeto en hechos relacionados con la libertad de creencia, sino también la convivencia pacífica”, apuntó.
Asimismo calificó de “lamentable que en algunos lugares del país se presenten todavía casos de intolerancia y persecución religiosas entre miembros de una misma comunidad y aun entre los de un mismo grupo familiar”.
La CNDH, que encabeza Raúl Plascencia Villanueva, insistió que las muestras de antagonismo religioso, por pequeñas que sean, exigen la acción inmediata del Estado, no sólo para evitar conflictos sociales, sino para robustecer la cultura del respeto a los derechos esenciales de las personas, la observancia de la ley y del estado de Derecho.
El vocero de la organización Voz de los Mártires, Oscar Moha, celebró la acción de la CNDH, y dijo que ahora sólo falta esperar que el gobierno de Chiapas atienda la medida, de lo contrario, serán los primeros en reclamarlo.

Comentarios