Niegan México y EU alistar operativos conjuntos en Juárez

miércoles, 24 de febrero de 2010

Washington., 24 de febrero (apro).- Los gobiernos de México y Estados Unidos rechazaron de manera tajante que agentes estadunidenses vayan a participar físicamente o a ser incrustados en operativos antinarcóticos en Ciudad Juárez a cargo de agentes federales mexicanos, como lo reporto este miércoles el diario The Washington Post.
“Los Estados Unidos no tienen operativos en México, no tienen agentes operativos de las fuerzas de seguridad de los Estados Unidos que estén operando en México”, declaró Carlos Pascual, el embajador de Estados Unidos en México al ser cuestionado sobre el articulo de primera plana del diario mas importante de la capital estadunidense.
Firmado por William Rooth, el corresponsal del Washington Post en México, y fechado en Ciudad Juárez, el articulo del rotativo sostiene que “por primera vez funcionarios de Estados Unidos planean incrustar (embed) a agentes estadunidenses de los servicios de inteligencia en unidades de agencias de seguridad mexicanas para ayudar a capturar a los lideres de los carteles de la droga y sus sicarios que operan en una de las ciudades mas violentas en México (Ciudad Juárez)”.
La nota provocó una rápida respuesta del gobierno mexicano a través de la representación diplomática en Washington. Al igual que Carlos Pascual, el embajador mexicano, Arturo Sarukhán, rechazó el contenido del artículo de The Washington Post.
“Quiero ser muy claro en ese sentido, en ningún momento se pretende vulnerar, violentar, o  modificar las leyes que regulan la presencia de agentes extranjeros; en este caso de estadunidenses en territorio mexicano”, enfatizó el diplomático mexicano.
Las reacciones de Pascual y Sarukhán a lo publicado por el periódico estadunidense, se dieron en el marco de la reunión binacional sobre la reducción del consumo y demanda de drogas en los dos países, en la que este miércoles Margarita Zavala la esposa del presidente Felipe Calderón, fungió como oradora principal.
El Washington Post afirma en el articulo que la “incrustación” de los agentes estadunidenses en los operativos antinarcóticos mexicanos, “nació de la frustración” sobre el explosivo aumento de muertos en Ciudad Juárez, por lo que agentes mexicanos y estadunidenses trabajarían mano a mano en el, o como parte del “Centro de Mando” que se instalaría en la ciudad mexicana que por su frontera norte colinda con El Paso, Texas.
“Lo que nosotros tenemos ahí, son gentes que trabajan como consejeros para compartir información de inteligencia, experiencia, en los dos lados (de la frontera). Esto es absolutamente normal es algo que hemos seguido por mucho tiempo; no es un secreto tampoco que hemos hecho esto”, puntualizo el embajador estadunidense.
No obstante a las aclaraciones de Pascual y Sarukhán sobre lo publicado en el Washington Post, el embajador estadunidense fue un poco ambiguo al aclarar algunos puntos de la nota periodística. Por ejemplo, al ser cuestionado específicamente sobre el término la inclusión de agentes estadunidenses en operativos antinarcóticos mexicanos en Ciudad Juárez, el representante diplomático de Barack Obama ante el gobierno mexicano reviró diciendo que “para ser más efectivos – en la lucha al narcotráfico- la información se tiene que compartir en tiempo real, entonces lo que estamos analizando es para el Centro de Mando dentro de Juárez es; ¿como poder hacer esos enlaces para poder compartir esa información de manera mas rápida y mas efectiva? Estamos analizando distintas posibilidades”, acotó Pascual.
The Washington Post también indico que la intención de Estados Unidos era incrustar en los operativos mexicanos antinarcóticos  a agentes de la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en ingles), de lo cual Pascual explicó que esa es una posibilidad que se sigue ponderando.
“Lo que se esta discutiendo es como mejoramos nuestras capacidades in situ para intercambiar información de inteligencia, y para garantizar que esa información de inteligencia llegue a buen puerto; puede ser utilizada para generar resultados y desarticular a los grupos delictivos que están operando en México”, acotó por su parte el embajador de México en Washington.
Sarukhán también aclaró que de ninguna manera se permitirá que agentes estadunidenses o extranjeros, porten armas durante los programas de colaboración con las autoridades mexicanas en la lucha contra el narcotráfico.
Al mismo tiempo, ambos embajadores hicieron referencia al Centro Binacional de Inteligencia que bajo los compromisos de la Iniciativa Mérida, operara en la Ciudad de México, donde representantes de las diversas agencias federales acreditadas en la embajada estadunidense en México; trabajaran codo a codo con autoridades mexicanas representantes de los organismos de seguridad del país.
Lo que no fue desmentido ni explicado en su totalidad por los dos embajadores fue la posibilidad de la creación del Centro de Comando en Ciudad Juárez ni las condiciones o circunstancias bajo las cuales operarían ahí los agentes estadunidenses.
“Lo que México y Estados Unidos están haciendo con relación a Juárez, es entender la dinámica de la violencia que se ha desatado en Ciudad Juárez”, indico Sarukhán.
Pascual por su parte, no se atrevió a decir directamente que desmentía al contenido de la nota de The Washington, y cuando se le volvió a cuestionar sobre si era válido el uso de la palabra “incrustados o embed” en el articulo del Post sobre los presuntos operativos conjuntos que se planean para Ciudad Juárez, el embajador de Estados Unidos respondió que sobre “este punto no se ha decidido nada, entonces no es correcto usar esa palabra”; y anoto ademá que el gobierno de su país “no” tiene interés en que cambien las leyes mexicanas para que puedan portar armas los agentes extranjeros presentes en territorio mexicano y que participan en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.



--fin de texto--

 

Estados Unidos, 24 de febrero (apro).- Los gobiernos de México y Estados Unidos negaron de manera tajante que agentes estadunidenses vayan a participar de manera física en operativos antinarcóticos en puntos estratégicos como Ciudad Juárez.

La aclaración de los dos gobiernos surgió luego de que el periódico The Washington Post publicara en su primera plana de este miércoles un artículo en el que sostiene que por primera vez funcionarios de Estados Unidos planean “incrustar (embed)” agentes estadunidenses especialistas en materia de inteligencia en unidades operativas de agentes federales mexicanos.

Lo anterior, con el fin de enfrentar a los cárteles de la droga en ciudades donde la violencia del crimen organizado se ha hecho más notables.

“Quería aclarar que Estados Unidos no tiene operativos en México, no tiene agentes operativos en México de las fuerzas de seguridad de Estados Unidos”, declaró en el Departamento de Estado, Carlos Pascual, embajador del gobierno de Barack Obama ante México.

El diplomático estadunidense aclaró que se está contemplando la posibilidad de que técnicos y asesores de ese país participen desde una oficina en el intercambio “de información de inteligencia en tiempo real” con las fuerzas de seguridad de México en el combate al narcotráfico en todo el país, aunque de manera particular se está ponderando un operativo de esta naturaleza especial para Ciudad Juárez.

“En ningún momento se pretende vulnerar, violentar o modificar las leyes que regulan la presencia de agentes extranjeros; en este caso estadunidenses, en territorio mexicano”, dijo, por su parte, el embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán.

Comentarios