Aplica EU sanciones a siete capos de La Familia

jueves, 25 de febrero de 2010

WASHINGTON, 25 de febrero (apro).- El Departamento de Justicia estadunidense anunció la designación como “narcotraficantes más significativos” de siete presuntos capos del cártel de La Familia Michoacana, quienes junto a un empresa quedaron sujetos a varias sanciones.
La Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en ingles), designó como “narcotraficantes más significativos” a los capos Nazario Moreno González El Chayo, José de Jesús Méndez Vargas El Chango, Dionisio Loya Plancarte El Tío, Servando Gómez Martínez La Tuta, Enrique Plancarte Solís La Chiva, José Arnoldo Rueda Medina La Minsa, Nicandro Barrera Medrano y a la compañía Transportadora Purépecha SA, por ser propiedad de este último.
“Las acciones que se tomaron hoy se focalizan en los líderes de La Familia Michoacana…que es uno de los nuevos y más violentos cárteles de la droga de México”, señaló Adam J. Szubin, director de la OFAC, en un comunicado.
El Departamento de Justicia sostiene que con esta designación se da un fuerte golpe a la cabeza de esa organización criminal y a sus centros de operaciones monetarias y comerciales.
El gobierno de Barack Obama, que en 2009 designó a toda La Familia Michoacana como “narcotraficante más significativo”, sostiene que el cártel está altamente involucrado en el tráfico de drogas, secuestros, extorsión y otras actividades criminales.
“La Familia es conocido por los métodos de violencia extrema y brutal que utiliza, y que incluye la ejecución y decapitación de sus víctimas”, subrayó el Departamento del Tesoro.
En 2003, Nazario Moreno González, a quien el gobierno estadunidense considera como “el líder espiritual de La Familia”, fue encausado judicialmente por los delitos de tráfico de droga en una Corte federal del estado de Texas.
En ese mismo año también fueron encausados, por los delitos de tráfico de metanfetaminas a Estados Unidos, José de Jesús Méndez Vargas y los otros cinco capo0s identificados por la OFAC.
A partir de esa designación, los siete capos de La Familia y la empresa camionera quedan sujetos a la confiscación de bienes y cuentas bancarias que tengan en Estados Unidos, o en otros puntos del mundo donde tenga y se aplique la jurisdicción estadunidense.
También queda prohibido para cualquier ciudadano o empresa de Estados Unidos tener la más minina relación comercial y personal. Quienes incumplan la restricción podrían recibir sentencias que van de 10 a 30 años de cárcel, y multas que van desde un millón a 10 millones de dólares.