Dinero suizo para restaurar los murales de Siqueiros

jueves, 25 de febrero de 2010

MEXICO, D.F., 25 de febrero (apro).- Los esbozos de los murales Maternidad, Mural para una escuela en el Estado de México y La marcha de la humanidad, realizados por David Alfaro Siqueiros entre 1971 y 1973 en la Sala de Arte Público que lleva su nombre, ubicada en Polanco, serán restaurados con los 50 mil francos aportados por el gobierno suizo.

         Esa cantidad, que suman 594 mil pesos, donada por la Confederación Suiza se sumará a los 800 mil pesos que el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) invirtió en 2009 para estas obras, con lo cual --según información del propio instituto--, las obras murales serán restauradas al cien por ciento.

         Para formalizar la donación que, como buena parte de las actividades culturales de este año, se inscribe en los festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, el INBA y el gobierno de Suiza firmaron un convenio de colaboración, en un acto celebrado el lunes 22 de febrero, en las oficinas centrales del instituto ubicadas en Chapultepec, detrás del Auditorio Nacional. 

Ahí, el embajador de Suiza en México, Urs Breiter, comentó que su gobierno desea contribuir a los festejos del Bicentenario. Y en contraste con las celebraciones oficiales del gobierno federal que destacan la fiesta del próximo día 15, el embajador destacó que Suiza quiere participar con algo que deje huella en la sociedad mexicana y consideró pertinente hacerlo a través de la conservación del patrimonio cultural: 

         “En palabras muy simples, queríamos hacer un pequeño legado de parte de la Confederación Suiza al pueblo de México y buscando un poco dimos cuenta que ahí había una necesidad imperativa de salvaguardar estos murales que están en un estado precario, así hemos podido establecer esta cooperación tan fructífera y buena con el Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) y el INBA”, dijo.

         Nacido en la Ciudad de México, en la calle de Arcos de Belén en 1896 (como lo reveló la crítica de arte Raquel Tibol al dar a conocer el acta de nacimiento del pintor en mayo de 2004 en el semanario Proceso) y no en Chihuahua en 1898, como insiste el INBA en su boletín de prensa, Siqueiros elaboró los bocetos en lo que fue su casa-estudio y que años más tarde se convirtió en museo.

         Esta circunstancia, informó Taiyana Pimentel, directora de la Sala de Arte Público, ha hecho que el recinto no tenga las mejores condiciones y hay problemas de humedad, aunados a falta de mantenimiento, que comenzaron a afectar la capa pictórica de los bocetos. Se añade la técnica utilizada por el creador: Hay mucha fotografía sobre la pintura y esto ha contribuido a su deterioro.

         Fue en 2008 cuando se detectaron los daños y se iniciaron los primeros trabajos. Primero se desprendió el Mural para una escuela en el Estado de México, y en agosto de 2009  se hizo lo mismo con Maternidad. Ahora se encuentran en el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble, donde se hará su restauración y se montarán en un bastidor para su restitución en la Sala de Arte Público Siqueiros.

         Entre los problemas detectados a los cuales se dará solución, se mencionaron la deformación del plano pictórico, la madera que sostiene los murales se hinchó, y la pintura se ha decolorado por escurrimiento y ataque de hongos. Todo ello por filtraciones de agua y humedad en las paredes y techos que donde estaban plasmadas las obras y que no fueron atendido en casi cuarenta años.

         El INBA informó también que como parte del convenio se presentará en julio próximo en México una exposición de la videoartista suiza Pippilotti Rist (Elisabeth Charlotte Rist), quien tomó su nombre artístico de la novela Pippi Calzaslargas, de Astrid Lidgren.

 

Comentarios