Osiel Cárdenas tuvo un juicio a modo, denuncia el Houston Chronicle

viernes, 26 de febrero de 2010

México D.F., 26 de febrero (apro).- Osiel Cárdenas Guillén, el exnúmero uno del cartel del Golfo, fue objeto de un inusual trato especial al desahogarse casi en secreto el juicio en su contra por el que recientemente fue sentenciado a 25 años de prisión, según denunció hoy el diario texano The Houston Chronicle.

En un editorial publicado este viernes, el periódico destacó sobre todo el hecho de es el que el proceso penal en contra del narcotraficante mexicano, al que catalogó como “uno de los peores capos de la droga”, se haya llevado a cabo al margen del escrutinio público, cuando, por sus antecedentes, no merecía ningún trato especial.

Recuerda que el exjefe del cartel del Golfo fue sentenciado aquí el pasado miércoles a 25 años de cárcel en una prisión federal, en una audiencia casi privada porque la juez federal Hilda Tagle no enlistó el caso en la agenda pública de actividades de la Corte.

Según el diario, los propios términos de la sentencia de Cárdenas Guillén siguen siendo poco claros, ya que la mayor parte de la acusación, destacó, fue manejada a través de audiencias a puerta cerrada y los documentos sellados.

The Houston Chronicle afirmó que aún 'no está claro' cuanto tiempo Cárdenas Guillén va a pasar realmente en la cárcel, porque se desconoce si le serán validados los años que ha permanecido encarcelado antes de su sentencia.

'Esto es inaceptable. Cárdenas no merece ese tratamiento especial', subrayó el rotativo.

'No hay razón para celebrar la audiencia de sentencia de Cárdenas en secreto, especialmente cuando tantos capos de la droga, del crimen organizado y terroristas de alto perfil no han sido manejados de esta forma', dijo Fred Hartman, presidente de la Asociación de Periódicos Diarios de Texas.

"Esto socava la confianza del público en el sistema judicial federal y hace a nuestro gobierno menos responsable" , señaló en declaraciones también publicadas por el The Houston Chronicle.

Pese a ello, el periódico aceptó que dada la violenta historia de Cárdenas Guillén, las preocupaciones sobre la seguridad eran comprensibles.

Pero, afirmó, se pudo y se debió abordar el caso sin negar el acceso público al sistema de justicia.

"Como mínimo, el público debe tener derecho a una explicación de por qué se concedió el secreto', indicó Jeff Cohen, editor del The Houston Chronicle. "Eso no ha sucedido en el caso de Cárdenas, y es un error", sostuvo.

Comentarios